Asegurar y hacer activo el paro general

Desde el gobierno se opera abiertamente para levantar el paro general de 24 horas del 6 de agosto: lo ha reconocido así Juan Castillo, que anuncia algún retoque a las “pautas salariales”, para así justificar que se deje en suspenso la medida.

La realización de un paro general aislado por supuesto no garantiza la conquista de una plataforma. Esta depende de una acción consecuente, unitaria, de la clase obrera, y la dirección oficialista del PIT-CNT se dispone a convocar un paro dominguero, demostrativo, y luego encarar la negociación en cada consejo salarial en forma atomizada y dividida.

paro

La existencia de un Consejo Superior de Salarios, es decir, de una instancia única para la clase obrera, permite ejemplificar un camino opuesto al de la fragmentación en decenas de negociaciones separadas. Allíel PIT-CNT tiene un planteo de ajustes salariales y de salario mínimo (la central sindical levanta el reclamo de $ 15.000), que debería exigir se apruebe en dicho consejo salarial. De no aprobarse, debe ir a un plan de lucha consecuente para garantizar ese piso a la negociación de los consejos. El Salario Mínimo lo fija el gobierno por decreto, no es necesario incluso negociarlo en los consejos de salarios. Desde el PT apoyamos el planteo de un salario mínimo de $ 30.000 que levantan diversos sindicatos, la cúpula oficialista levanta un mínimo absolutamente ínfimo, pero ni siquiera está dispuesta a luchar por él.

El PT propone: preparemos el paro general del 6 de agosto en asambleas en los lugares de trabajo, para garantizarlo y para convertirlo en un paro activo, con actos zonales y movilizaciones obreras en todo el país, por el salario mínimo de $ 30.000, el ajuste automático según la inflación, y el 6% para la educación pública. ¡Que la crisis la paguen los capitalistas!