Viva la huelga de la Educación

Que el PIT-CNT convoque a un PARO GENERAL
de 24 horas y a un Plan de Lucha, por salario mínimo igual a media canasta familiar ($ 25.000)

Los dirigentes del Frente Amplio afirman que “no hay dinero” para aumentar el Presupuesto para la educación y la salud públicas. ¡Mienten!

Ocultan que el Presupuesto estatal, que es financiado por impuestos directos e indirectos sobre los trabajadores, está destinado al pago de la deuda externa, a los subsidios al gran capital, a las exoneraciones impositivas a las zonas francas y a los latifundistas.

Hace poco el senador Lorier lamentó que “pagamos 2.000 millones de dólares en 3 años por intereses para tener reservas de 15.000 millones con las cuales no sabemos muy bien que hacer”, y que Uruguay tiene “la tasa de interés más alta de América Latina, un verdadero llamador para los capitales especulativos”. Esas reservas son intocables, son la garantía para los usureros internacionales. Lorier culpa al ‘equipo económico’, pero él votó cada año el Presupuesto, avalando esta política.

Mujica es un perjuro que rápidamente olvidó su promesa: “Educación, Educación y más Educación”. Su verdadero juramento lo hizo ante los parásitos financieros: “Pagar, pagar y pagar la deuda externa”. Es un gobierno capitalista y sometido al F.M.I.

Los docentes de secundaria retomarán a partir del 15 de agosto la huelga por tiempo indefinido. ¡No están solos! Pronto se iniciará una huelga en la Salud Pública, cuyos trabajadores ya están ocupando varios hospitales y son por ello atacados por el gobierno frenteamplista.

Se comienza a hacer realidad una consigna cantada en las marchas: “Todos a la huelga general, para que vean, que este pueblo no cambia de idea, pelea y pelea por la educación popular”. El camino para triunfar es la generalización de la lucha. Es necesario exigir al PIT-CNT que convoque a un PARO GENERAL DE 24 HORAS y a un PLAN DE LUCHA para conquistar las reivindicaciones.

El gobierno y las patronales marcaron la cancha poniendo techos a la negociación salarial por los convenios del sector privado. Para romper esas pautas es necesario unificar la lucha de toda la clase obrera.

La consigna más unificadora es el Salario Mínimo equivalente a media Canasta Familiar ($ 25.000) –unifica a la enseñanza, la Salud Pública y debería ser tomada por todo el PIT-CNT, en lugar de levantar la miserable demanda de ¡10.000 pesos! de mínimo. ¡Hay que eliminar el IRPF y sustituirlo por fuertes impuestos al capital! ¡Basta de pagar la deuda externa usuraria! ¡Mayor gasto en salud y educación para el pueblo!

La lucha de la educación ha puesto al desnudo que los trabajadores carecen de representación política. Todos los partidos parlamentarios están sometidos a la dictadura del FMI, los banqueros y el gran capital.

Es necesario construir una alternativa anti-capitalista y socialista, un FRENTE DE TRABAJADORES que tenga expresión en las próximas elecciones y conquiste una bancada de trabajadores que represente e impulse la movilización popular, utilizando la tribuna parlamentaria para preparar la lucha por un gobierno de trabajadores.

                         ¡Que la crisis la paguen los capitalistas, no los trabajadores!