Trabajadores de supermercados en pie de lucha por salario y trabajo

Con una ronda de consejos de salarios que empezó hace meses los trabajadores de los supermercados siguen en pie de lucha por un salario mínimo de $20.000 de básico a julio de 2016.

Los trancazos de supermercados han continuado por decenas a pesar de la tregua establecida por la dirección de Fuecys para retomar la negociación, luego de que la patronal presentara una propuesta de llegar a los 20.000 a julio de 2018. La respuesta de los trabajadores ha sido contundente: decenas locales ocupados en todo el país.

Fuecys ha dado a conocer durante toda la ronda de consejos de salarios las miserables cifras de los trabajadores del sector, donde la primera categoría gana 16.000 pesos de sueldo base. El último congreso de Fuecys definió ir por los 20.000 ahora. Esta situación hace que el conflicto adquiera un carácter explosivo. Las asambleas realizadas en los sindicatos de supermercados demostraron una gran combatividad, las bases empujan una lucha a fondo. La necesidad de un paro general de todo FUECYS y el PIT-CNT para apoyar esta batalla, quebrar al gobierno y a las patronales es urgente.

La lucha de los trabajadores de supermercados se plantea romper con las miserables pautas del gobierno que podría laudar a favor de las patronales de no llegar a un acuerdo, es decir patearla para 2018. Pero un escenario de decreto no resolvería el problema de la paz sindical y dejaría a los trabajadores con las manos libres para retomar las medidas de lucha. Hasta ahora el gobierno y las patronales han apuntado al desgaste, pero los trabajadores han demostrado que esta intacto en ánimo de lucha y que continuarán con los trancazos y ocupaciones. Este método de lucha fue el único que posibilitó en estos últimos 5 años que se arrancaran avances en los salarios de los trabajadores.

En un escenario político marcado por el ajuste, el gobierno plantea la miseria salarial para garantizar las ganancias de las grandes patronales, pero la lucha de los trabajadores de la construcción ha demostrado que se pueden quebrar las pautas y abrir un camino de salida para los trabajadores. Mientras tanto la burocracia sindical del PIT-CNT, se limita hacer declaraciones pero hace la plancha y no convoca a la Mesa Representativa para votar un paro general en apoyo a los trabajadores del Comercio.

Desde el Partido de los Trabajadores vamos por el triunfo de Fuecys y llamamos a rodear la lucha de los trabajadores de los supermercados.

Por 20.000 ahora, ninguna tregua con las patronales.

Que la crisis la paguen los capitalistas.