Tiempost ocupada: ¡Ningún trabajador a la calle!

El sindicato que nuclea a los trabajadores de Tiempost en Fuecys (SUTTU) viene ocupando el local de la empresa de la Rambla y Solís desde el miércoles 10/11. También ocuparon en Salto. Lograron cobrar el 17/11 el mes de octubre pero no tienen certezas sobre su futuro laboral. La empresa está virtualmente cerrada.
La apuesta es que Mirtrans (empresa argentina con filial en Uruguay) compre Tiempost y reincorpore a los trabajadores. Varios servicios ya están siendo ejecutados por otras empresas ante la virtual quiebra de Tiempost. Mirtrans está interesada en la enorme logística de Tiempost (más grande aún que la del Correo estatal). El rubro de mensajería y cadetería no sería del interés de Mirtrans, por lo que centenares de trabajadores están enfrentados al seguro de paro y posterior despido.
Este proceso se da en medio de los Consejos de Salarios, condicionando los convenios para todo este sector. Evidentemente quien compre -o no- Tiempost va a apostar a una reestructuración general en base a reducción de salarios y eliminación de conquistas alcanzadas en cuanto a condiciones de trabajo y derechos laborales.
Tiempost tuvo un importante desarrollo a partir del desmantelamiento del Correo estatal. Es claramente una privatización del servicio postal, iniciada en los ’90 y conservada en los gobiernos “progresistas” del FA.
La empresa se endeudó y vació hasta llegar a esta situación dramática para sus trabajadores. Quiebran empresas pero no los empresarios. Los capitalistas cierran y colocan su capital donde puedan obtener más rentabilidad. Vienen otros y compran las empresas cerradas a precio de oferta, reducen personal y se aprovechan de la necesidad del trabajador para pagar menores salarios.
Hoy los compañeros están en pie de lucha utilizando los métodos históricos de la clase obrera (ocupación, peajes informativos y de propaganda, corte parcial de la calle). Su lucha por mantener el empleo es un ejemplo a seguir y apoyar. Desde el PT fuimos a dar nuestro apoyo. El Tribuna fue recibido con simpatía. Varios compañeros habían compartido en las redes nuestra nota sobre el conflicto.

¿Y ahora qué pasa?

Quedar de rehén de las negociaciones entre capitalistas conduce al desgaste y la derrota. Para garantizar el empleo de TODOS los trabajadores es necesario presionar al gobierno. Fuecys y el PIT-CNT deben tomar la bandera del sindicato de Tiempost y exigir la estatización de la empresa. Los trabajadores deben ser absorbidos por el Correo Nacional y respetados en todos los derechos y conquistas alcanzadas.
Cuando hay crisis se ve con claridad la orientación política de un gobierno. Por ahora los trabajadores vienen pagando los costos de la crisis provocada por los capitalistas.
Si hay dinero para exonerar de impuestos a las grandes multinacionales, a la educación privada, a las zonas francas y demás: tiene que haber para garantizar el trabajo de los mil compañeros de Tiempost. Si se pagan al día los intereses de la ilegítima deuda externa:que se amplíe el presupuesto del Correo y se absorba a estos trabajadores por parte del Estado.
Debemos exigir un paro general y un plan de lucha para derrotar el ajuste. Ya van decenas de miles de despidos. Es hora que la crisis la paguen los capitalistas.