TAPA – SE ABSTUVO EL 63% GIRO A LA DERECHA

La elección interna dejó una “oferta electoral” derechizada. De aquella promesa de un “giro a la izquierda” realizada por el mujiquismo (MPP-PCU) en 2009, no ha quedado nada. Mujica, como antes Vázquez, gobernó a favor del capital financiero internacional.

Hacia las elecciones de octubre, el oficialismo intentará asustar a los trabajadores y militantes de izquierda con el  “retorno de la derecha”. Se trata de un chantaje para intentar que aquellos que rompen con el vazquismo igualmente le den su voto.

Pero ni Lacalle Pou ni Bordaberry plantean grandes cambios en la política económica, por el contrario, aplauden la que ha venido aplicando el Frente Amplio. El electorado está invitado a “optar” entre un astorismo de derecha o un astorismo de izquierda.

La crisis capitalista se agudiza en todo el mundo. En Uruguay, sea cual sea quien presida el próximo gobierno, se                   viene un ajustazo contra los trabajadores, que está siendo postergado precisamente por el período electoral.

Los trabajadores debemos aprovechar las elecciones para preparar nuestra respuesta a este ajuste contra el salario y el gasto social (educación, salud, vivienda). En octubre seguramente no se elegirá el presidente, si nadie tiene mayoría en la primera vuelta. En octubre se votará sin embargo el parlamento: es una oportunidad para luchar por una bancada obrera y socialista, que esté al servicio de apoyar y de organizar la respuesta de los explotados contra el ajustazo.

El PT ha logrado superar los obstáculos colocados por el régimen político y electoral a la presentación de una expresión política de los trabajadores. Vamos a dar una lucha política sin cuartel para levantar la agenda de los trabajadores en una campaña electoral donde las grandes “opciones” no discuten lo fundamental: quién paga la crisis.

Para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores, llamamos a intervenir en la campaña electoral y a votar un programa obrero y socialista.

Sumate a construir el Partido de los Trabajadores y una Juventud Revolucionaria anti-capitalista.