SIGUE LA LUCHA EN LA OBRA DEL CONSULADO DE BRASIL EN RIO BRANCO

Gabino Muraña

Luego de más de 200 días de presentar los reclamos ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, los trabajadores de la obra del nuevo local del Vice Consulado de Brasil en Río Branco siguen esperando una solución. Los obreros reclaman a la empresa constructora Blanco y Nuar S.A., radicada en la ciudad de Melo y contratada por el ViceConsulado para la obra en cuestión, el no pago de los salarios correspondientes a los meses de noviembre y diciembre del año 2013, el hecho de nunca haberles pagado la media hora de descanso y compensaciones, los aportes a la Seguridad Social que estaban siendo realizados por menos horas que las reales trabajadas, el no cumplimiento con las Normas de Seguridad e Higiene (Decreto 89/95), además de la negativa de la empresa a permitirles ingresar a su local de trabajo luego de tomar conocimiento de las denuncias.

El día 23 de diciembre se presentaron dichos reclamos ante la oficina local del M.T.S.S., y el 26 se envió una nota firmada por los obreros ante el ViceConsulado Brasileño para informar de la situación irregular de la obra. Los días 9 y 13 de enero del 2014, ante la negativa de la empresa al ingreso de los trabajadores a sus puestos de trabajo, volvieron a la oficina del M.T.S.S. a reclamar sus derechos, mientras la empresa ignoraba los llamados a concurrir a dicho órgano y toda posibilidad de diálogo con sus obreros, por lo que el reclamo se pasó a DINACOIN, órgano del Ministerio encargado de los asuntos del Interior. Durante todo esto, el ViceConsulado no se comunicó en ningún momento, y no era posible citarlo siquiera en carácter de invitado pues al parecer se trata de una institución “intocable” para el Poder Ejecutivo del Uruguay.

Los trabajadores ante tal situación, decidieron ocupar la obra en forma precaria como única y desesperada medida de defensa. Y ahí lograron obtener respuesta del Cónsul brasileño, quien se hizo presente con una propuesta poco convincente: contratar otra empresa y que ésta se hiciera cargo de los salarios caídos de los trabajadores, siendo la empresa en cuestión ya conocida en el medio por su amplio historial de violaciones a los derechos laborales. La propuesta del cónsul nunca se llevó a cabo y la obra continuó ocupada.

El 26 de febrero ante DINATRA en Montevideo, por primera vez hace presencia alguien en representación¡ de la empresa, el Sr. Hugo Méndez del cual aún se desconoce el vínculo exacto con la empresa, pues no quedó registrado en actas y el abogado Dr. Ignacio Castiglioni. Hechos los reclamos por parte de los trabajadores, la empresa reconoce las irregularidades pero afirma que no se encuentra en condiciones de pagar los adeudos, por lo que DINATRA cesa sus funciones sin haber llegado a acuerdo alguno.

Con la obra aún ocupada, el conflicto vigente y un porvenir incierto, el día 19 de mayo, momentos antes de una audiencia marcada en las oficinas del M.T.S.S. en Río Branco, falleció uno de los trabajadores de la obra. Él mismo se encontraba endeudado y pasando por una mala situación económica y personal, y un paro cardíaco acabó con su vida. Para hacer más triste la lamentablesituación, en esa audiencia tampoco se presentó la empresa.

El 27 de mayo se realizó otra audiencia en Río Branco, en la cual la empresa estuvo representada por el Sr. Juan José Morais y el Dr. Ricardo Ramírez Laoz. Estos rechazaron todos los montos estipulados y ofrecieron como forma de pago algunas herramientas que se encontraban almacenadas en el depósito del a obra. Razonablemente los trabajadores no aceptaron la propuesta y allí se terminó el diálogo. Al día de hoy, a casi 2 meses de la última audiencia, los trabajadores de la obra se encuentran en manos de un abogado del SUNCA, a la espera para ingresar denuncias en forma penal ante el juzgado.

Estos compañeros están muy solos en su lucha, recibiendo escaso apoyo que no va mucho más lejos que de la buena disposición del dirigente local del SUNCA Rafael Muniz y de algunos medios de comunicación locales que han hablado sobre el conflicto, pero ahí queda, a nivel nacional nadie sabe de ellos y los sindicatos, tal vez por ser año electoral están muy quietos. Nuestro candidato Rafael Fernández en su gira antes de las internas se reunió con ellos, y el Partido de los Trabajadores seguirá acompañándolos en su lucha, porque para nosotros es impensable que los trabajadores estén meses con la incertidumbre de si podrán cobrar sus pagas, viendo a sus familias pasar mal y sus vidas desestabilizarse mientras en los medios de información se escucha que todo en el país va muy bien y que las instituciones dan garantías a sus ciudadanos, porque estas cosas son demasiado frecuentes en nuestra parte del país. Si no paga esta empresa fantasma que pague el gobierno de la República Federativa del Brasil. Alguien deberá pagar lo que estos trabajadores han ganado con su trabajo duro y honesto.