Santa Lucía: Gran solidaridad obrera con los que luchan CRÓNICA DE DOS CONFLICTOS

Oscar Celhay

Los trabajadores en la Fábrica de grasas situada en Bulevar Federico Capurro, hace años venían intentando organizarse para la formación de su sindicato. Son aproximadamente 40 operarios. El detonante del conflicto fue el despido autoritario del Presidente, el Delegado y un miembro del gremio; como respuesta se declara el conflicto el día 20/4, al día siguiente comienza el paro donde toman la determinación de acampar frente a dicha empresa. Este acontecimiento dio como resultado que se constituya de modo formal el sindicato, el cual se denomina SITMA, Sindicato de Trabajadores de Mantex.

Al hacerse pública esta lucha, comenzó a llegar la solidaridad de todos los sindicatos locales, al igual que el apoyo de la mayoría de la población, recibiendo el respaldo de la UTA (Unión de Trabajadores Aceiteros). Los operarios se quejan de irregularidades en sus condiciones laborales, como la temperatura insoportable que padecen en días de calor, riesgos al manipular la materia prima a altas temperaturas, el poco espacio donde se pica la grasa y la mesada que es pequeña para los trabajadores asignados a esa tarea, o sea se trabaja apretados. El salario es por debajo del laudo, perciben un 30% menos.

Cabe destacar que estos Compañeros recibieron toda la solidaridad de los sindicatos locales y del PITCNT. El 24 de abril se trasladó una delegación a la capital a efectos de negociar con la patronal en la DI.NA.TRA. Marcelo Miranda, presidente del SITMA, nos hace saber que dicha instancia tuvo un desenlace favorable a los trabajadores; tal que el Ministerio señaló como absolutamente nula la la acción de despidos de los 3 Trabajadores. Esto también se extendió a los Trabajadores que afiliados con posterioridad se sumaron a la Asamblea Permanente. De este modo se logró una instancia bipartita con la empresa, donde se comenzará a negociar los planteo pertinentes del sindicato con respecto a los siguientes puntos: Seguridad, Categorización, Salario y otros.

Todos estos episodios acontecidos en menos de una semana dio un resultado a favor de los Trabajadores. ¡¡La Lucha Paga!! También sirvió para la formación de la Intersindical Santa Lucía. Allí en el local cedido por el SUNCA se planificó la actividad del Primero de mayo, al cual asistimos todos, homenajeando a los Mártires de Chicago y a todos los caídos en la lucha por conquistar nuestros derechos inalienables de los Trabajadores. También escuchamos las palabras de un compañero designado por el flamante sindicato SITMA aludiendo al conflicto superado y a continuar unidos, participando y solidarizándonos con todos los trabajadores en conflicto.

 

Explotación y despidos en el Call Center

call centere

Cuando todavía no se habían apagado los rumores y comentarios sobre el conflicto de los trabajadores de la Grasa, estalla un nuevo episodio en nuestra ciudad, que perjudica en esta ocasión a 20 Trabajadoras que desarrollan tareas en un Call Center situado en calle continuación Mitre que vende servicios de acompañante a la empresa “VIDA” –Razón Social Vabiloy. El móvil utilizado por la Empresa fue similar al Conflicto anterior: tres trabajadoras despedidas. Los demás Trabajadores se presentaron al lugar de Trabajo el día lunes 11 de mayo encontrando sus puertas cerradas.

La solidaridad de los trabajadores sindicalizados y la ciudadanía en general no se hizo esperar, ya construyendo carpas frente a la Empresa y colaborando con alimentos de todo tipo para los afectados. A posterior dieron conocimiento a Fuecys, también realizando la denuncia correspondiente ante la seccional, por el motivo de sus pertenencias que estaban bajo llave, pasaron los días y hasta el viernes 15 del mes en curso no se hicieron presentes las autoridades policiales.

Cabe destacar que los demás Compañeros fueron siendo despedidos por intermedio de telegramas en el correr de los días.

Estas compañeras deciden sindicalizarse, a lo que de inmediato se suman masivamente las operarias, quedando constituido otro gremio: el SINTRACALL (Sindicato de Trabajadoras de Call Center).

Al comenzar a interiorizarnos del tema, nos asombró de sobremanera el padecimiento al que estaban siendo sometidas dichas compañeras, acoto que no es sensacionalismo pero es algo casi increíble en el siglo XXI y en un “País del Primer Mundo” según algunos gobernantes. Por medio del dialogo entre delegadas y el resto de las funcionarias, se puede observar, despidos arbitrarios, violencia, maltratos, agresiones verbales y en alguna ocasión física (como arrancarles las vinchas), a eso se suma acoso, presión psicológica, gritos. Son dolorosas las perlas de este collar, a tal punto que cuando lo contaban se quebraban y caían lágrimas de los ojos de estas trabajadoras. Estas operarias perciben un sueldo en la mano de aproximadamente $10 mil más comisión.

La Empresa aduce despidos por reestructuración de la misma. Se lleva a cabo la denuncia ante el Ministerio de Trabajo y son convocados, allí se presentaron los Trabajadores pero no la Patronal, quedando para una próxima instancia.

Nuestro Partido de los Trabajadores, ante de las elecciones Nacionales manifestó, que estos Gobiernos obsecuentes a los Dictados del FMI provocarían un ajustazo y claro está, esto recae sobre nuestros salarios y empleos entre tantas otras cosas. Esto sirve para tener dos cosas presentes que la crisis nos debe encontrar juntos más Unidos y Organizados, para enfrentar ese monstruo grande que pisa fuerte.