Recortes en Tienda Inglesa

Hace algunos días, los trabajadores de Tienda Inglesa se encontraron con la noticia de que la cadena de supermercados ha cambiado de dueños. Desde mayo del año pasado, los trabajadores se encontraban en alerta por la amenaza de que el nuevo dueño plantearía una quita de beneficios.

En la última asamblea del SITTI (Sindicato de Trabajadores de Tienda Inglesa), se les informó a los trabajadores que la empresa proponía topear los salarios en hasta $50.000 y la quita del bono escolar que se le entrega a todos los trabajadores, así como también el bono de alimentación de $60 por día. Por su parte, la burocracia, liderada por Ariel Britos, vinculado a Articulación, plantea como alternativa a esto, que el tope salarial sea del valor de una canasta básica y sobre los beneficios no ha dicho nada.

Las asambleas que se vienen desarrollando son de carácter informativo y los trabajadores aún no han tenido la posibilidad de proponer ni resolver sobre las propuestas de la empresa ni del sindicato (¡!).

La empresa alega que se encuentra “en rojo” como para mantener los salarios al nivel que tienen hoy en día y que si bien, a los que estén por debajo de $50.000 no les modificaría el salario, los nuevos ingresos sufrían una quita de beneficios in situ.

Frente a este atropello al conjunto de los trabajadores de Tienda Inglesa, desde el Partido de los Trabajadores decimos:

–          Ninguna rebaja salarial ni quita de beneficios.

–          Apertura de los libros contables.

–          A igual tarea, igual salario. Que los nuevos ingresos no sufran ningún recorte.