POR UN NUEVO COMIENZO, PARA LA IZQUIERDA Y EL MOVIMIENTO OBRERO

LLAMAMIENTO A LOS LUCHADORES Y A LA IZQUIERDA

Tras dos períodos de gobierno, el Frente Amplio ha demostrado que no es una herramienta de emancipación sino un instrumento centroizquierdista del capital. La gran decepción que viven sectores populares refleja que esta constatación se abre camino en la conciencia de los trabajadores.

En una etapa de boom de las exportaciones, los salarios fueron postergados mientras los explotadores amasaron fabulosas ganancias. Cuando la crisis se agudiza, está en marcha un ajuste contra los trabajadores para seguir pagando una deuda externa usuraria que el pueblo no contrajo.

Advertimos que cuando pasen las elecciones se lanzará un ajuste mucho más brutal contra los asalariados y jubilados, y contra el gasto en salud y en educación públicas. Todos los partidos parlamentarios, desde la derecha tradicional al Frente Amplio, están comprometidos en esta política de ajustazo y rebaja salarial.

La actual crisis mundial no es un fenómeno pasajero: expresa la caducidad y la bancarrota del capitalismo, que para sobrevivir debe conducir a la humanidad a cada vez más privaciones, desempleo, miseria, guerras, depredación ambiental.
La resistencia y rebeldía de los explotados en todo el mundo plantea la perspectiva de gobiernos de trabajadores, para la reorganización económica y social sobre nuevas bases. La consigna que recorre el planeta “Que la crisis la paguen los capitalistas, no los trabajadores” resume la necesidad de superar el régimen capitalista.

El PT interviene en las elecciones con el objetivo de reconstruir la izquierda, sobre nuevas bases. Sobre la base de la independencia política del movimiento obrero respecto a los gobiernos capitalistas y frente al Frente Amplio, para construir una alternativa obrera y socialista. A los militantes frenteamplistas les decimos: ¡hay que comenzar de nuevo!
Los dirigentes del F.A. se jubilaron definitivamente de la lucha, están entrelazados con las grandes empresas y con la embajada norteamericana.

Es necesario unir a los luchadores sindicales y populares, a los militantes de izquierda, para este nuevo comienzo para la izquierda. El PT era partidario incluso de una presentación unitaria de un polo a la izquierda del Frente Amplio, e hizo una propuesta a la Unidad Popular para votar todos bajo el mismo lema y evitar la dispersión electoral. El acuerdo fue rechazado por la UPAP, sin dar muchas explicaciones, lo cual atenta contra la presentación de una alternativa de izquierda –anticapitalista y socialista.

Durante la campaña y posteriormente a la misma, seguiremos impulsando un reagrupamiento de los luchadores obreros y los militantes de izquierda, nuestra campaña electoral está al servicio de esa perspectiva.

Convocamos a votar al PT, por un nuevo comienzo para la izquierda y el movimiento obrero. Convocamos a los luchadores obreros y populares, y a los militantes de izquierda, a colaborar con esta campaña, que no se agota en las elecciones. En caso de conquistar representantes en el parlamento, el PT los pondrá al servicio de un nuevo comienzo para la izquierda, y para apoyar todas las luchas populares.

Por la eliminación del impuesto a los sueldos y jubilaciones. Sustitución del IVA y de los impuestos indirectos por fuertes impuestos progresivos sobre las grandes fortunas. Derogación de todas las exenciones y subsidios a los latifundistas y capitalistas (Zonas Francas, Ley de Inversiones).

Frente a la carestía de la vida: aumento general de sueldos y jubilaciones. Ajuste automático (como mínimo bimensual) de acuerdo al alza del costo de vida. Salario mínimo vital y móvil, equivalente al costo de la canasta familiar (que debe ser calculada por los sindicatos).

Por la derogación de las AFAP. Restablecimiento de los derechos jubilatorios derogados con la reforma previsional de 1995, y los ‘Actos Institucionales’ de la dictadura.

Por el aumento del presupuesto educativo, llevándolo como mínimo al 6% del PBI. Por la plena autonomía y por el cogobierno docenteestudiantiltrabajadores: fuera el CODICEN digitado desde el gobierno de turno.
Por un Sistema de Salud Estatal, Público y Gratuito para los trabajadores, bajo control obrero.

No a la firma del contrato con Aratirí. Prohibición de la megaminería metalífera a cielo abierto en todo el país. Prohibición del ‘fracking’.

No pago de la deuda externa. Expropiación de los latifundios. Reforma agraria que garantice tierra para el que la trabaja. Nacionalización de la industria frigorífica; estatización del comercio exterior, bajo control de los trabajadores. Derogación del Secreto Bancario. Nacionalización sin pago de la banca. Ruptura con el Fondo Monetario Internacional. Anulación de los “Tratados de Inversiones” y todos los Tratados que someten al país al imperialismo.

Por la independencia política del PITCNT y de la FEUU. Basta de subordinación al gobierno.

Por un gobierno de trabajadores. Por la unidad socialista de América Latina