Partido de los Trabajadores

Por un frente del clasismo independiente, por una FEUU combativa

A MENOS DE UN MES DE LAS ELECCIONES DE LA FEUU
Las elecciones que se avecinan para la Mesa Ejecutiva de la FEUU se realizan en un cuadro de relativa parálisis del movimiento estudiantil universitario. Ha quedado atrás la lucha de la Federación por presupuesto, sofocada por una dirección oficialista que no quiere mayores choques con el gobierno. El triunfo que significó la derrota de las PPP y la defensa del Hospital público Universitario, con la conquista de mayores ingresos, no significan una salida para el deterioro del hospital y para hacer frente a las obras que son necesarias, lo cual se vincula inevitablemente con la partida presupuestal que recibe la UdelaR (y el HC).
Tras un inicio de año relativamente movilizado (contra decreto antipiquetes y PPP), la FEUU no tuvo una participación verdaderamente activa en la lucha presupuestal y en el debate sobre una nueva rendición de cuentas que ajusta sobre la educación, salud y la clase trabajadora, entregando los recursos nacionales al capital financiero.

Es en este marco de desmovilización que el oficialismo (“La Lista de los Centros”, es decir PCU, PS, MPP, etc) mantiene posiciones en sus centros de estudiantes, y pretende avanzar en una mayor subordinación del movimiento estudiantil a la política del gobierno nacional, con la defensa del monolitismo, del pensamiento único en los centros de estudiantes, cercenando la libertad de tendencias, buscando en última instancia prohibir a las variantes de oposición que aparecen organizadas en diferentes listas, y que avanzan en el desarrollo del debate público de ideas y programas en lo que refiere a la orientación que debe tener la Federación.
La tarea de la izquierda en el movimiento estudiantil es desenmascarar los planteos y discursos de la Lista de los Centros, que pretenden mañatar a la Federación a los intereses del gobierno y de las autoridades universitarias, en vez de potenciar la organización estudiantil de forma independiente para lograr nuestras reivindicaciones pendientes. Quienes en nombre de una supuesta pluralidad, pretenden cercenar las tendencias e incluso a las minorías, son aquellos que han aceptado y acordado protocolos de regimentación de la actividad estudiantil en las facultades, son aquellos que intentan aplacar el reclamo de los becarios de comedores contra las tercerizaciones y en defensa de los comedores universitarios, con menús variados y de calidad. Es necesario terminar con este discurso demagógico y cerrarle el paso definitivamente en la conducción de la FEUU.

-La izquierda
El ajuste al interior de la Universidad ha interpelado a la izquierda de la FEUU en los últimos años. El ascenso de Markarián al rectorado -advertido con anticipación por la agrupación 1° de Mayo como un candidato que no venía a defender la Udelar con un programa de oposición al gobierno- tuvo el apoyo de gran parte de la izquierda como el FPE – Susana Pintos y la 21 de junio. Los años de gobierno universitario de Markarián han evidenciado su subordinación: tolerancia y aceptación con el ahogo presupuestal que recibe la UdelaR, destrucción de la extensión universitaria, intento de privatizar el Hospital de Clínicas, y continuación de los lineamientos de la Reforma Universitaria de Arocena.

Es importante mencionar que la experiencia bajo este rectorado y las constantes denuncias de la 1° de Mayo han contribuido a una cierta evolución de las agrupaciones que en principio apoyaron al rector. Pero es preciso clarificar, profundizar este viraje y romper definitiva y públicamente con Markarían y todas las autoridades universitarias. Sólo así es posible construir dentro de la Federación un polo independiente y combativo que tenga su expresión electoral en las próximas elecciones y le ponga freno a las corrientes oficialistas, cómplice de la debacle de nuestra educación. En este sentido, hacemos un llamado a todas las corrientes de la izquierda combativa a discutir esta propuesta, y colocar un lema común sobre la base de la defensa de una FEUU, democrática, independiente del gobierno y las autoridades, y movilizada.

Deja un comentario