Por un 2015 de los Trabajadores

Declaración  en apoyo a los compañeros que hoy se enfrentan al ajustazo del gobierno y del imperialismo:

ecolat

Como había anunciado el Partido de los Trabajadores, la crisis del capitalismo está presente en nuestro país, descargándose sobre las espaldas de los trabajadores. En este marco, el gobierno no solo ha aceptado exonerar de impuestos a los grandes capitales, aplicar tarifas diferenciales (más baratas, claro está) para los servicios como electricidad y agua, entre otros beneficios, sino que ahora accede a que cientos de obreros pierdan sus trabajos y los presiona para que acepten cualquier tipo de propuesta que salve a la patronal de la quiebra.

El ajuste necesita de trabajadores sumisos, de sindicatos cada vez más regimentados, de burócratas que “hagan los mandados”. Frente a esto, debemos reconquistar los sindicatos para los trabajadores, con una perspectiva política: la alternativa es el gobierno de los trabajadores, en el marco de la unidad socialista de América Latina.

Se trata de una serie extensa de luchas que recorren el mundo entero: en México, Grecia, Bélgica, España, Argentina, Brasil, por citar algunos casos, los trabajadores se han levantado contra los ajustes, contra los tarifazos, contra las privatizaciones, el salvataje de los bancos, la pobreza y la injusticia. Reivindicamos esas luchas y las defendemos como propias.

En este marco de crisis mundial, se coloca la terrible situación que viven los 400 compañeros de Ecolat, que quedaron sin trabajo de un día para el otro al irse el grupo capitalista explotador y golondrina que dirigía la empresa, con la complicidad del gobierno que no hace más que buscar convencer al Grupo Gloria para que no se vaya, viendo cómo puede obligar al sindicato a aceptar las propuestas draconianas de “reducción del negocio” del capitalista.

Frente a este nuevo episodio de sumisión a los grandes capitales, planteamos al estatización y el control de los trabajadores de la fábrica, sin ningún tipo de indemnización a los explotadores, organizando la producción y recibiendo ellos mismos los frutos de su trabajo. Ante la propuesta del gobierno de pedirle al capitalista que no se vaya o buscar a otro interesado en el negocio, oponemos la propuesta de apoyar a los trabajadores en el control de la fábrica, con créditos a bajo interés y largo plazo para permitir el desarrollo de sus fuerzas productivas. A los trabajadores de Ecolat, ¡todo el apoyo del Partido de los Trabajadores! ¡Arriba los que luchan y defienden su fuente de trabajo! ¡Abajo los capitales explotadores y los cómplices del gobierno!

Altamente relacionado con esto es lo que ocurre en Bella Unión, donde se han destruido por completo las unidades productivas y la ciudad comienza a decaer y a enfrentarse a la miseria y a la emigración. 2000 trabajadores sufren año a año por el trabajo zafral, que dura solo 6 meses, sin haber una salida para ellos para el resto del año. Los trabajadores de Calvinor son perseguidos y reprimidos sindicalmente por el inversor privado que compró las tierras, y que dejó sin trabajo a la mayoría de los trabajadores de la empresa. Las 150 familias de los trabajadores de la ex Calagua se encuentran sin cobrar y sin poder trabajar desde octubre, ante la fuga del capitalista dueño del proyecto.

Los compañeros marcharon desde el norte y acamparon frente al Palacio Legislativo en busca de una respuesta. La respuesta no puede ser otra que ¡Tierra para quién la quera trabajar! ¡Basta de apoyar y perdonar a explotadores y deudores contumaces! ¡Basta de apoyar proyectos especulativos! Una vez más, se dilatan las respuestas, pero estos compañeros, superexplotados y condenados a la miseria, decidieron que volverán.

El Partido de los Trabajadores se solidariza con la heroica lucha que vienen realizando los distintos colectivos de trabajadores de la sufrida ciudad de Bella Unión, llama a solidarizarse al resto de los trabajadores organizados del país, unificando las luchas a través de un paro nacional de 24 horas del PIT-CNT. Convocamos a impulsar un reagrupamiento sindical y político, en torno a un programa de defensa de las conquistas y de lucha por las reivindicaciones obreras y populares.

¡Compañeros! Nos enfrentamos a un año clave en la lucha política, económica y sindical. Necesitamos estar más fuertes y unidos que nunca.

Frente a los despidos masivos, el tarifazo, ante la pobreza generalizada que avanza en los pueblos y ciudades del interior y en los barrios de Montevideo, ante los intentos de privatizar la educación pública y de profundizar la privatización de la salud pública, ante el ataque furibundo de la prensa de derecha y del oficialismo, ante los burócratas sindicales que representan al patrón y sus intereses, en definitiva, ante el planteo de que la crisis la paguen los trabajadores, oponemos el planteo de ¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS! ¡POR UN 2015 DE LOS TRABAJADORES! ¡POR UN NUEVO COMIENZO PARA LA IZQUIERDA Y EL MOVIMIENTO OBRERO!

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES