Los trabajadores ocupamos para enfrentar el ajustazo

Mientras la burocracia de FUECYS reclama “mejor negociación”

Miguel Otero

481362

La historia de las luchas de clases enseña permanentemente que mientras los obreros profundizan los reclamos y resisten ante la reacción patronal, girando de forma firme y consiente hacia la izquierda, los dirigentes conciliadores y burocráticos por el contrario marcan un giro hacia la derecha.

Incumplimiento de acuerdos firmados, derechos laborales y democráticos, reestructuración del personal, tercerizaciones, flexibilización laboral son parte de la política reaccionaria y ajustadora de las patronales.

En los supermercados se vienen ocupando en forma masiva los locales de las grandes superficies (Disco, Devoto, Géant, Multiahorro, TaTa) como respuesta a la ofensiva que viene llevando adelante la clase capitalista.

La respuesta de los trabajadores ha sido la de ocupar masivamente los lugares de trabajo, esta se da en forma aislada, ya que no se ha convocado aun el paro general de 24 horas por parte de FUECYS, tantas veces reclamado por los luchadores, esto como forma de continuar y profundizar la lucha, tanto los dirigentes del oficialismo (Articulación, Socialistas), como la oposición (Comunistas, Mujiquistas) no se han pronunciado en apoyo a la huelga con un paro de la Federación. Los opositores de FUECYS se vienen adaptando a la posición conciliadora y burocrática de la mayoría, mientras los trabajadores enfrentan de forma desigual la intransigencia de las patronales.

En esta etapa debemos ir por la unificación y profundización de las luchas, esto que debería salir de la dirección de la federación de forma inmediata, debe ser reclamado por todos los sindicatos en conflicto.

La estrategia de lucha debe ser, pegar juntos contra el ajustazo, la precarización laboral, tercerizaciones, el multiempleo, la regulación de los horarios de trabajo también debe ser una lucha del conjunto. No es posible reclamar “una mejor negociación colectiva” (Fabio Riveron: Dirigente oficialista de Devoto y FUECYS) cuando las patronales hacen una ofensiva que produce que los trabajadores ocupen locales como medio de respuesta. Este momento de máxima tensión en el conflicto y con la firmeza de los capitalistas de ir contra las conquistas obreras, debe tener como respuesta de FUECYS ir a fondo y extender las movilizaciones a los sectores más retrasados y menos consientes, esta tarea organizativa es la que debemos llevar adelante. Pretender darle una salida negociada cuando los trabajadores han ganado las calles, con un gran apoyo popular es parte de la posición burocrática de los conciliadores de clase.

La tarea de un dirigente revolucionario y combativo es la de aprovechar cada conflicto para general conciencia en las masas y lograr que los trabajadores más oprimidos logren integrarse a los más conscientes y vanguardistas, para ir superando las limitaciones que se presentan, esta acumulación de fuerza es fundamental para derrotar a la patronal y los métodos burocráticos de los conciliadores.

Debemos llevar adelante un movimiento obrero independiente a las patronales y el gobierno, que luche por las reivindicaciones de los trabajadores. ¡Fuera la burocracia! ¡Recuperemos los sindicatos para los trabajadores!

Votemos en cada asamblea de base un paro nacional de FUECYS, difundamos el conflicto en todos los lugares donde no haya organización sindical, para que elijan delegados de base, publiquemos con volantes, boletines, redes sociales todas las resoluciones y votaciones de las mismas.

Pongamos al mismo tiempo la extensión de las conquistas parciales (beneficios) de algunos  sindicatos, al resto de los trabajadores, descuento (50% comida) en la compra en los supermercados, presentismo $2.400, aguinaldo complementario en Diciembre (%40 del sueldo nominal), por esta y todas las reivindicaciones históricas que aún están pendientes.