La Juventud va con todo a la Conferencia Latinoamericana

Tras un 2015 plagado de lucha, de paros, ocupaciones y movilizaciones por una presupuesto nacional que contemplara las necesidades de los estudiantes y trabajadores, y un 2016 donde nuestro país entró de lleno en la crisis mundial, los jóvenes nos organizamos y vamos hacia la Conferencia Latinoamericana a intercambiar y discutir una salida alternativa, una salida socialista a la debacle capitalista.

La precarización de la juventud – que no es más que una política de Estado y una necesidad del régimen social en el que vivimos- lleva cada vez a los jóvenes a una encrucijada pues no encuentran ninguna oportunidad de progreso, en términos laborales y educativos. La descomposición social, que tanta repercusión tiene en los medios, es producto de la descomposición del sistema y su funcionamiento. La salida a los problemas -como el vivido recientemente en el barrio Marconi- no es de ninguna manera aumentando la represión, a partir del aumento de penas y de efectivos policiales-militares, tampoco por el reclutamiento de los jóvenes “ni-ni” a las filas militares, como pretenden los altos cargos de las FF.AA y gran parte del gobierno del Frente Amplio.

La lucha por una perspectiva y un futuro para la juventud trabajadora va por el mismo camino que la de los trabajadores en su conjunto.

En ese sentido, desde la juventud revolucionaria del Partido de los Trabajadores venimos desarrollando distintas actividades con el fin de organizar a la gran masa de la juventud, para luchar contra el desempleo, la precarización laboral, los despidos y la represión.

Con este objetivo impulsamos en la Universidad, desde el movimiento estudiantil, actividades de deliberación y politización sobre la situación que recorre a América Latina con las charlas de “Brasil, ¿golpe de Estado?” en la facultad de Sociales y la de “Venezuela en la encrucijada” en la de Humanidades. Se trató de instancias preparatorias a la conferencia latinoamericana, organizadas con la finalidad de fomentar el debate político, y de plantear desde el movimiento estudiantil los problemas latinoamericanos y uruguayos, en un contexto de ajuste directo sobre los trabajadores mediante impuestos y recortes del gasto social en la educación y la salud pública.

Al mismo tiempo la inauguración del local de la juventud en Barrio Sur es un salto de calidad importante para la militancia diaria y el desarrollo del Partido. La casa, de la juventud que lucha por el socialismo, se transformará en un centro cultural y político para los jóvenes y trabajadores del barrio y de las diferentes zonas de Montevideo. Ya comenzamos con el ciclo de cine todos los viernes, y una gran campaña de agitación con volantes, manifiestos y afichadas.

Los jóvenes debemos organizarnos codo a codo con el movimiento obrero para colocar una alternativa clasista al derrumbe económico y político. Por eso convocamos a toda la juventud que lucha, en defensa de la educación pública, contra el trabajo precario, que sufre la represión policial en los barrios, a organizarse y participar de la Conferencia Latinoamericana que contará con la participación de más de 40 compañeros de delegaciones extranjeras (de Argentina, Chile, Brasil, Bolivia, Venezuela y Paraguay), el 15, 16 y 17 de julio acá en Montevideo.

¡Por una organización socialista y revolucionaria de la juventud!

¡Por una alternativa de los trabajadores!

Mariano Fernández