La juventud ante el conflicto del agro

Frente a las movilizaciones y a la asamblea realizada el pasado 23 de enero en Durazno por parte de los grandes productores del campo, la Juventud del Partido de los Trabajadores rechaza las medidas exigidas de devaluación, mayores subsidios y recortes del gasto social, ya que afectan las condiciones de vida de los trabajadores y la juventud.
Mariano Fernández dirigente de la Juventud del PT declaró que “estas reivindicaciones representan una amenaza para los trabajadores, ya que los aumentos en los subsidios a los grandes productores irían de la mano de un ataque al gasto público, es decir, un ataque al salario indirecto, hundiendo aún más las condiciones de vida. Esto afecta en particular a los jóvenes que son quienes reciben los salarios más bajos y más del 25% se encuentra desempleado”
Además, Sofía Siola consejera federal de la FEUU por la agrupación Primero de Mayo explica que “en la UdelaR tenemos una importante masa de jóvenes que viene del interior del país, y son quienes perciben gran parte de las becas que hay en la Universidad para poder estudiar, porque son los que tienen que bancarse una pensión estudiantil, la comida y los materiales de estudio. Un recorte mayor del que viene aplicando el gobierno en el gasto social, como el que propone la ARU y los estancieros, significa el derrumbe completo de la educación pública y en el caso de la Universidad puede transformarse en un recorte masivo a las becas universitarias. No hay que olvidar que en este aspecto Markarian ya atacó las becas para los comedores universitarios. Es decir, que se convierte directamente en una expulsión de los jóvenes, hijos de trabajadores, que dependen de estas becas para ingresar a estudiar a la UdelaR”
Mariano Fernández señaló que el choque entre el gobierno y los estancieros “es un conflicto entre dos sectores capitalistas, ajena a los intereses de la juventud y los trabajadores. El programa del acto de Durazno es de características reaccionarias, por lo tanto la juventud no debe seguir sus reclamos. Tampoco hay que apoyar al gobierno del FA que a lo largo de esta década ha sido el responsable del enriquecimiento de la burguesía agraria a través de subsidios, exoneraciones fiscales, tarifazos y privatizaciones. Los jóvenes debemos organizarnos con un programa contra la precarización laboral, el ataque a la educación, la represión en los barrios y el gatillo fácil. Para hacer frente a la política de ajuste que quieren descargar sobre nuestras espaldas, hay que organizarse de forma independiente del Estado. La Juventud del PT invita a todos los jóvenes luchadores a seguir este camino, poniendo en pie nuestro campamento anual que será en marzo y que significa una instancia clave en la organización socialista y revolucionaria de la juventud.”