La FEUU ante la situación en Venezuela

La Federación de Estudiantes Universitarios se pronunció y posicionó ante la situación venezolana el pasado 21/4 y generó una ola de opiniones y debates a nivel nacional. Es fundamental analizar y debatir sobre el contenido de la declaración de la FEUU, es decir sobre su ubicación dentro de la crisis venezolana.

Un punto central fue la delimitación con la política del gobierno nacional. Como bien dice, el interés de Vázquez y compañía va de la mano con la orientación que impulsan los gobiernos derechistas y golpistas junto a la ONU encabezada por Almagro. Es la exigencia de nuevas elecciones que lleven a la derecha al gobierno y generar un viraje político de contenido profundamente ajustador. Por eso la oposición derechista no ha logrado conquistar a las masas pobres del país, ya que carece de reivindicaciones populares.

Sin embargo la declaración de la Federación se abstiene de hacer comentarios sobre Maduro. Callar frente al proceso de ajuste y militarización, frente a la carestía y la entrega de los recursos locales que encabeza Maduro contra los trabajadores implica ponerse a su lado. Por lo tanto es necesaria una delimitación política también de él por parte de los estudiantes, si pretendemos colocarnos hombro a hombro con los trabajadores del continente y el mundo.
El período chavista, desde su nacimiento hasta la debacle actual ha estado amarrado al régimen capitalista, jugando un rol importante en el mercado mundial con sus recursos petroleros. En esta nueva etapa, donde los Estados nacionales caminan hacia la quiebra, al igual que sus regímenes políticos, Venezuela no está ausente. El autogolpe de Maduro estaba orientado para viabilizar la privatización de PDVSA, la empresa petrolera y obtener así recursos que le garanticen el pago de la deuda pública. Privatización que es frenada por la Asamblea Nacional –en manos de la oposición de derecha-, no por considerarse anti-privatistas sino como bloqueo político a las iniciativas de Maduro.

La disputa política entre las variantes de la burguesía tiene a Venezuela en un verdadero impasse, carece de alternativas progresivas frente a la crisis, esquivando las necesidades populares. Es la clase obrera la que debe abrirse paso y convertirse en una alternativa de poder para no caer en la destrucción masiva de sus condiciones de vida y recursos naturales.

Es necesario más que nunca organizaciones estudiantiles independientes de las diversas variantes capitalistas que hoy se enfrentan en América Latina.

Deja un comentario