La burocracia con el sionismo

La visita a Israel y la posterior entrevista brindada por cuatro dirigentes del PIT-CNT sobre sus “experiencias” en aquel país generaron un sisma de proporciones.
Así, nos enteramos por ejemplo que “cualquier país que se precie de democrático dirime las cosas como lo hace Israel” según Gambera, dirigente de AEBU, o de que “en Israel conviven diferentes culturas en forma pacífica y ordenada” nos cuenta Tatiana Antúnez, la representante joven de la delegación. Las cosas, llegados a este punto, no pueden ser consideradas como posiciones aisladas. La burocracia desarrolla toda una línea pro-sionista, que hace poco se verificó con la negativa al boicot a la compra de productos de Israel como forma de protesta contra la ocupación de los territorios palestinos.
Los llamativos elogios vienen en un momento muy significativo, pues hace 48 horas que los prisioneros palestinos de las infames cárceles de Netanyahu emprenden una huelga de hambre masiva contra el régimen penitenciario israelí, denuncian la retención de 300 menores de edad y una treintena de presos enfermos terminales.
El Club del Prisionero Palestino denuncia desde el año 2000 el uso sistemático, especialmente contra menores, de la amenaza de abuso sexual como método de intimidación sobre todo como represalia contra la segunda Intifada. De esta manera se obligaba a los detenidos a confesar hechos que no habían cometido. Esta práctica se generalizó luego de la invasión y posterior derrota de Israel en el Líbano, donde el ejército elegido sufrió una fenomenal paliza.
Lo de Gambera y Antúnez, con un descaro a prueba de balas y en una exhibición de sionismo sin precedentes incluso en un burócrata, soslaya las interminables y extensísimas denuncias que pesan sobre el Estado de Israel. Nadie puede alegar desconocimiento, estamos en presencia de una campaña consciente contra la lucha del pueblo palestino en donde la dirección del PIT-CNT se juega el prestigio apropiándose del relato sionista.

El Comité Central Israelita al rescate de la burocracia
La Federación Obrera Israelí, (Histadrut) fue caracterizada por Rafael Fernández “es una central no solamente oficialista sino que está prácticamente integrada al Estado. Es sionista. No permite la participación de la población árabe. Es criticada incluso por sindicatos clasistas que son tanto judíos como árabes. Defiende la exclusión de los trabajadores árabes y carece totalmente de independencia de clase”
Al cruce de estas declaraciones salió el presidente del Comité Central Israelita del Uruguay, Israel Buszkaniec : “Parecería que hay gente que piensa que la ignorancia es una virtud, porque abunda en nuestro país y cada vez más. (…) El PIT no se reunió ahora con ningún funcionario del gobierno ni con la oposición. Tuvieron encuentros en el sur de Israel con integrantes árabes de Histadrut que es una organización de todos los trabajadores que hay en Israel donde hay dos millones de árabes”, aseguró. También señaló que la central es independiente del gobierno israelí (realiza frecuentes paros) y no forma parte del aparato estatal como había sostenido Fernández” (el País, 18/4)

Sin embargo, el que especula con la ignorancia no es otro que Buszkaniec, la Histadrut lo que hace es descontarle a los palestinos que trabajan en Israel y Cisjordania una cotización mensual compulsivamente, pero estos no tienen representación sindical en los conflictos, tampoco prestaciones por desempleo, seguros por incapacidad, beneficios por hijos, prestaciones por enfermedad, vacaciones, ni seguros sanitarios. Esta central es parte de un enorme robo a la clase obrera palestina (*) destapada en una investigación , que asciende a 2500 millones de dólares. Ese dinero, deducido de los salarios en teoría para un fondo especial destinado a los trabajadores palestinos, según reconoció el propio Ministerio de Hacienda fue utilizado para financiar las colonias judías establecidas en los territorios ocupados. La denuncia de estos investigadores incluso especifica que parte del dinero se gastó en estufas portátiles para los soldados que perpetran las masacres en Gaza (!!)

Repudio

Esta defensa del Estado sionista fue repudiada por organizaciones defensoras de la causa palestina y por algunos sindicatos y gremios estudiantiles (Ades, Adeom, Fenapes y la Feuu, entre otras) a nivel nacional e internacional (entre ellas varias centrales sindicales palestinas y la IJAN, Organización Internacional de Judíos Antisionistas). La acción emprendida por estas organizaciones logró frenar la charla organizada por el CC Israelita en el que expondría el presidente del PIT-CNT Fernando Pereira, quien encabezó la delegación. Hoy se anuncia que solamente fue “pospuesta” y se especula con que se concrete en mayo. Hay que repudiar esta actividad y poner a votación -en los sindicatos y gremios de estudiantes- una moción de censura a los apañadores del Estado genocida, que bombardea población civil y encarcela niños en las mazmorras del fascismo.
Estado sionista asesino
¡Fuera del territorio del pueblo palestino!


* -“Robos estatales” fue recopilado por dos grupos de derechos humanos el Centro de Información Alternativa y Kav La’Oved, y publicado por Counterpunch