Jorge Chaves

chavez

El pasado 15 de febrero, luego de participar de la movilización en la SCJ repudiando el traslado de la jueza Mota, tuvimos la dura tarea de acompañar los restos del compañero Jorge Chaves al cementerio del Cerro. Un militante como Chaves no podía irse sin que en su propio velatorio estuviera presente la lucha de clases, en el comentario de los distintos compañeros que acompañaban a sus familiares y amigos.

El velorio y el propio entierro fueron instancias políticas. Jorge se llevó consigo una bandera del PT, y se hizo una breve oratoria en el cementerio homenajeando a este grancompañero. Pero lo que subrayaba la calidad del compañero Chaves era la presencia de compañeros de la UTE, compañeros de trabajo y de militancia, vecinos de su cooperativa de vivienda, y por supuesto muchos militantes del PT que acompañaban a su familia y amigos.

Chaves militó por la construcción de un gran partido obrero durante tres décadas. Formó parte de un núcleo de compañeros que desde la época de la clandestinidad y la lucha contra la dictadura constituyó en la UTE un bastión de lucha, de carácter revolucionario. Muchos de esos compañeros dejaron de militar en el PT, o incluso abandonaron toda militancia política, pero Jorge siguió militando incansablemente, muchas veces contra lacorriente y soportando presiones políticas. La firmeza de Jorge llegaba a parecer terquedad. La misma terquedad con la que luchó contra el cáncer, durante 13 años. Hasta el final estuvo participando de reuniones, incluso cuando ya casi no podía hablar; escribíaartículos o documentos; y hasta hacía trabajos en su casa. Hasta el final intentó seguir concurriendo a trabajar, no quería bajar la guardia, y esa decisión era la que lo mantenía con vida, dando batalla. Se fue como lo que era: como un luchador inclaudicable.

Hasta siempre, Jorge. Queda en nosotros tu recuerdo y tu ejemplo.

Rafael Fernández