Partido de los Trabajadores

Jaque mate a la burocracia sindical de Tienda Inglesa

​La asamblea general de delegados del Sindicato de Trabajadores de Tienda Inglesa (SITTI) desplazó al ejecutivo del sindicato de sus tareas de dirección y pone en marcha una nueva dirección interina conformada por un delegado de cada sucursal.
Se trata de un proceso que tiene un interesante recorrido en la conciencia de los trabajadores de Tienda Inglesa. Luego de ser sometidos a un aberrante chantaje por la patronal y la burocracia del sindicato, donde se evaporaron las conquistas obtenidas en función de mantener los puestos de trabajo, los trabajadores deciden terminar con una dirección que no los representa.
Como explicitamos anteriormente en Tribuna de los Trabajadores, los obreros de tienda inglesa habían desconocido en una enorme asamblea y mediante abucheo general, el preacuerdo al que había llegado la dirección de SITTI y FUECYS con la patronal para eliminar derechos conquistados en el último convenio, garantizando los puestos laborales. Este chantaje se agrava con la profundización de la crisis capitalista y se pone de manifiesto en cada empresa. Es una medida que tiene asidero solamente cuando tenemos como prioridad la ganancia de la empresa y en segundo lugar las condiciones de vida y trabajo de quienes producen esa ganancia. Y tiene como agentes fundamentales para poder llevarla adelante a la burocracia de los sindicatos, que hace de mediadora con el objetivo de que los trabajadores se sometan a este ataque patronal.
A este chantaje los trabajadores debemos oponer la reivindicación de abrir los libros contables de las empresas, para demostrar efectivamente la situación financiera y dejar en claro que lo que se busca es aumentar la tasa de ganancia a costa de una mayor explotación.

-Por abajo-
Hay una tendencia subterránea de grandes masas de trabajadores a superar los límites y contenciones que representan sus actuales direcciones sindicales. Es lo expresado en el caso de Tienda Inglesa, dentro de un marco general de mayores tensiones como en FANCAP o la Spezia y de una situación general de cierre de fábricas, despidos y en consecuencia, ocupaciones y grandes luchas obreras.
La nueva dirección interina con una representación por sucursal viene a remover toda la estructura del sindicato sostenida de forma antidemocrática. Pone sobre la mesa la clarificación de afiliados y de la situación financiera (oculta por la burocracia ya sepultada) y se propone nuevos métodos de democracia obrera como la asamblea de base y la rendición de cuentas constante con actas de cada reunión.
La superación de la burocracia en los sindicatos es la tarea que tenemos por delante. Explotemos al máximo el descontento general que se despierta en cada fábrica y lugar de trabajo, y desplacemos de las direcciones sindicales a todos los elementos que impiden el avance del clasismo y la independencia de clase, actuando como una pata más del ajuste que se pretende imponer sobre la clase obrera.

Deja un comentario