Importante Mesa Redonda sobre la “Bancarización”

Con un panel integrado por el periodista Samuel Blixen, el abogado Hoenir Sarthou, y el dirigente del PT Rafael Fernández, se desarrolló en el local del Partido de los Trabajadores un debate muy rico sobre la “bancarización”.
Blixen viene de sufrir un ataque directo de parte del Consejo de Banca Privada de AEBU, el que pagó un remitido para que fuera publicado en toda la prensa, atacando al periodista de Brecha. La burocracia sindical salió así a defender a República Microfinanzas, una empresa propiedad del BROU que funciona bajo el derecho privado, y a la cual la cúpula de AEBU considera su propia creación. Blixen demostró que era un mecanismo de tercerización y precarización laboral, con salarios muy inferiores para tareas que corresponden al gremio bancario.

Sarthou expuso con claridad lo que implicaba la ley de “inclusión financiera”, como un mecanismo en el cual se encontraban tanto la “voracidad fiscal” como el favorecer al capital financiero. Desarrolló un análisis legal y a la vez lo relacionó con otras políticas llevadas adelante tanto por los gobiernos blancos y colorados, como por el propio Frente Amplio. Emparentó por ejemplo esta política con los beneficios fiscales a la forestación y a la producción de celulosa, la instalación de zonas francas, y toda la política que ha favorecido a UPM (ex Botnia) y Montes del Plata.

Samuel Blixen se centró en lo que llamó el “desguace” del Banco de la República, por parte del Directorio presidido por Jorge Polgar, el que en un reciente reportaje en Búsqueda desvalorizó la denuncia de Brecha por considerar que era “ideológica”. Blixen dio amplios ejemplos de la tercerización tanto a través de redes de pago, como también en el análisis del crédito (un 50% del mismo está en manos de CPA Ferrer) y en otras tareas que se realizan a través de República Microfinanzas S.A. Finalmente, se refirió a la privatización del área tecnológica del banco estatal, que está en manos de una decena de empresas privadas.

Rafael Fernández, dirigente de AEBU Banca Oficial, citó a Polgar quien afirmó que lo único que cambió ahora es “el contexto sindical”, es decir, las corrientes oficialistas vinculadas al astorismo perdieron la presidencia del consejo del sector estatal del gremio bancario. Esto explica las asambleas de base, las juntas de delegados, la activación de la cláusula de preconflicto, y la asamblea del BROU que rechazó la política del gobierno. Fernández llamó a rodear la lucha de los trabajadores de la banca estatal, como una forma concreta de lucha contra la “bancarización”. Señaló que una derrota, favorece esta política privatizadora, en tanto que un triunfo sindical favorece un reagrupamiento incluso político, independiente del gobierno. El dirigente bancario señaló que no alcanza con hacer “voluntaria” la bancarización, como promueven algunos, sino que es necesario levantar la nacionalización de la banca bajo control de los trabajadores, en el marco de una estrategia de lucha por un gobierno de trabajadores.

La mesa redonda generó un gran interés, que se reflejó en la presencia de casi un centenar de participantes, así como en la difusión de la misma en las redes sociales. El público participó activamente del debate, destacándose la presencia de bancarios, pequeños comerciantes y militantes contra la bancarización obligatoria.