Partido de los Trabajadores

Hipotecan la UDELAR: Defendamos la educación y la salud pública

NO A LAS PPP EN EL HOSPITAL DE CLÍNICAS

El pasado martes 13 de setiembre el Consejo Directivo Central (DCD) votó a propuesta del Rector Roberto Markarían y de ADUR la inscripción de la obra del Hospital de Clínicas en la modalidad de financiación de Participación Público Privada (PPP). La aprobación contó con tan sólo 9 votos en 16; y tuvo el pronunciamiento negativo del orden estudiantil y de egresados.
Esto significa que el proyecto de re-funcionalización del HC queda en manos privadas, así como también el mantenimiento y puede incluir la limpieza. La Udelar se asocia con un privado que pone el dinero y realiza la obra, dirigiendo su ejecución y cobrando un canon por diversos servicios en un período que puede alcanzar varias décadas. Pero la aplicación de la PPP para las obras del Hospital de Clínicas no sólo significa una orientación de privatización, sino que es un mecanismo que hipoteca al conjunto de la UDELAR. Se trata de una forma de contrato dónde el Estado, en este caso la UDELAR es el garante del negocio, es decir asume todos los riesgos, frente a los cuales el privado nunca pierde. La empresa además de cobrar por la obra realizada, recibe un canon (por hasta 35 años) que puede llegar a ser incluso por gestión. Por otro parte, el privado puede establecer cambios en el proyecto en función de la obtención de mayores ganancias, o desarrollar ciertos servicios propios en las instalaciones mientras dure el contrato, que va desde el mantenimiento, hasta introducción la posibilidad de servicios médicos, o incorporación de maquinarías. Lo más significativo de esta modalidad es que la UDELAR se embarcaría en la participación con una empresa, sin siquiera tener asegurados los recursos para financiar las obras una vez finalizadas las mismas. Se trata de conjunto de un endeudamiento de la Udelar, (que en la perspectiva de recortes presupuestales de los últimos años y de la crisis capitalista en curso), significa la hipoteca de nuestra Universidad y auguran mayores recortes, tercerizaciones y la privatización directa.

Esta entrega, no es más que una adaptación de las camarillas docentes, tanto de Markarían como de Rico a la política del gobierno, que es el principal responsable de la situación de deterioro que vive el Hospital de Clínicas. Fueron los sucesivos gobiernos del FA que dejaron que en un contexto de crecimiento económico histórico, el Hospital de Clínicas no tenga las condiciones elementales para funcionar. Se trata de una política que no es novedosa para el pueblo uruguayo, pues se ha aplicado desde hace varias décadas; supone el ahogo presupuestal por muchos años para llevar instituciones al derrumbe, al borde de su cierre, para luego plantear como su única salida su privatización o asociación con privados. Aunque la quieran maquillar y embellecer se trata de una entrega histórica que este CDC deberá llevar sobre sus hombros.
Esta política también se extiende a la ANEP, el pasado presupuesto aprobó el inicio de más de 200 obras en liceos y escuelas, y también se plantea como modalidad para los Hospitales Públicos. Las consecuencias de esta política las pagarán los estudiantes (con más cupos, más limitacionismo, más servicios tercerizados, privatización de diversas áreas (incluso del HC), recortes en horas docentes), y los usuarios de salud pública que verán mermada la gratuidad del servicio.

Las corrientes de la FEUU que se posicionan de forma independiente al gobierno del FA – Frente de Participación Susana Pintos, y la Agrupación 21 de junio que votaron por Markarían-, deben sacar todas las conclusiones de la orientación que han tomado las camarillas docentes y romper y denunciar públicamente al Rector que pretende privatizar e hipotecar la Udelar, sólo de esa forma, a partir de la independencia política del gobierno nacional y las autoridades y el rectorado se puede desarrollar una verdadera defensa del HC y de la Universidad Pública.

Desde la Agrupación Primero de Mayo hemos lanzado una gran campaña que incluye un plan de acción con charlas, movilizaciones, juntada de firmas, que fue tomado por el último consejo federal de la FEUU, haciendo un llamado a todos los estudiantes universitarios a DEFENDER nuestra Universidad. Desarrollemos un plan de lucha conjunto con funcionarios y trabajadores para derrotar este intento privatizador, y para defender el Hospital del Pueblo. Por una gran marcha educativa del movimiento estudiantil y los sindicatos de la educación contra las PPP. Defendamos la educación y la salud públicas.

COMPAÑEROS, COMPAÑERAS HAY QUE SALIR A LUCHAR PARA QUE AL HOSPITAL DEL PUEBLO Y A LA UDELAR, NO LOS VENDA MARKARIAN.