Gran movilización por el presupuesto educativo

Tabaré Vázquez impulsa la «austeridad» del FMI

Camilo Márquez

El último mes se caracterizó por un choque de los gremios, tanto de docentes y trabajadores, como estudiantiles, contra los mensajes que ha venido dando el gobierno en torno a la orientación que le ha dado al debate presupuestal. El Frente Amplio le toma el pulso a los trabajadores combinando la falta de información con mensajes equívocos. Versiones de jerarcas del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) de que el Sistema Nacional Integral de Cuidados (SNIC) sería incluido en el presupuesto educativo generó el repudio del conjunto de los sindicatos, que lo entendieron como una provocación. Tabaré Vázquez salió rápidamente a desmentirlo, afirmando que el SNIC sería centralizado por el Ministerio de Desarrollo Social y no por el MEC. En las últimas horas el pasquín oficialista publica que dicho programa finalmente “se financiará con parte del presupuesto que el gobierno destinará a la Educación, confirmaron a LA REPÚBLICA fuentes del oficialismo.(28/6) Los sindicatos exigen un 6% del PBI exclusivo para ANEP (Educación Pública) y UdelaR (Universidad). El porcentaje que se destina hoy ronda el 4,5% del producto, pero aquí existe una trampa que los trabajadores denuncian: se llega a esa cifra incorporándole rubros como la educación militar, policial, el Plan Ceibal15 y ahora el SNIC entre otros. Según el cálculo que hacen los trabajadores, el guarismo que se destina efectivamente a la educación pública es apenas del 3,8% del PBI, uno de los más bajos de América Latina.

paro estudiantil

Preparando el ajustazo

Astori, el ministro de economía, aplaudido por todas las agencias del capital financiero internacional, ya adelantó que en el presupuesto “será muy importante manejar los tiempos y ser especialmente cautelosos”, teniendo en cuenta que estamos en la antesala del debate de las pautas para los consejos de salario, no puede significar mas que un mensaje hacia la burocrasia sindical, acólita al gobierno, de moderar aún más sus reclamos y no hacer olas. Esta última se encuentra ensayando un reordenamiento en la que, luego de un congreso del PIT-CNT donde estuvieron ausentes de los debates las principales luchas, busca sortear un período de desprestigio creciente. La segunda administración Vázquez apenas superados sus cien días, e incluso antes de ellos, se vió cuestionada por una cadena de reclamos, movilizaciones y paros que traza una clara opocisión entre las demandas de los explotados y la dirigencia oficialista que opera en los sindicatos, el PIT-CNT y la FEUU como agente de ese gobierno de la prudencia fiscal y sobriedad en los reclamos.

La juventud se mueve

Acompañando a los trabajadores de la educación, los estudiantes rompen la inercia en la que se encontraban en el último período y se movilizan, realizan asambleas conjuntas con los profesores en los centros secundarios y organizan su participación de conjunto en las movilizaciones. Esto fue coronado el 17 de Junio con un paro general de 24 horas del estudiantado de todos los niveles, con una intensa actividad de propaganda callejera previa e incluso ocupación de centros de hasta 48 horas en algunos casos. El resultado fue una gran columna que partió desde la Universidad de la República hasta la Torre Ejecutiva, pasando por el Ministerio de Economía. Algunos medios estiman en más de diez mil los participantes en la marcha. Nos encontramos un paso adelante, la última gran confrontación con el gobierno, la huelga de profesores del años 2013 no tenía este componente estudiantil fundamental. Hace dos años incluso hubo centros estudiantiles (dominados por corrientes oficialistas) que condenaron la huelga y las ocupaciones de liceos. Aunque aún de manera embrionaria, se proyecta la perspectiva de una nueva generación que irrumpe en el campo del activismo.

Los discursos de cierre de la jornada reflejan la evolución hacia la izquierda de la juventud, chocando con el gobierno del Frente Amplio. La disposición a la lucha obligó a la timorata dirigencia de la FEUU a izquierdizar su oratoria para la tribuna.

Queda planteado darle continuidad al paro, organizar los centros y pegarse estrechamente a los trabajadores, profesores, maestros, y exigirle al PIT-CNT y a la FEUU un plan de lucha para conquistar todas las reivindicaciones. El camino está en continuar el camino de los estudiantes chilenos, movilizados con redoblada fuerza durante toda la copa América y los argentinos que están en las vísperas de un nuevo estudiantazo.