Fuera las tropas de Haití

por Leonardo Herrera 

 

El 27 de diciembre del 2012 en la cámara de diputados, el frente amplio volvió a votar por un año mas, la extensión de las tropas de ocupación en Haití- tras haberlo votado en el senado previamente-.En esta oportunidad el diputado emepepista Esteban Pérez se retiró de sala al momento de votar denunciando la corruptela y mostrando la verdadera tarea que llevan a delante las tropas de ocupación, que no es precisamente la «lucha» contra el narcotráfico a través del patrullaje de la costa, como reclama el emepepista Pérez.

1

Desde el primer envió de tropas hasta la fecha, estas han sido claramente tropas de ocupación, su continua tarea ha sido la de reprimir al pueblo haitiano frente a las luchas que este desplegara, por el conjunto de reivindicaciones postergadas, y agravadas posteriormente con el terremoto.
Esta postura del emepepista trajo consigo una crisis en el gobierno, con declaraciones de fuego cruzado entre los diferentes bufones frenteamplistas, desde la primera dama, la tupamara Topolanski reclamando tribunal de disciplina y la renuncia de Pérez, pasando por el ministro de defensa, tupamaro huidobro, quien defendió erráticamente el accionar militar, por otro lado dejando “molesto” al coordinador de la bancada frenteamplista Alfredo Asti (asamblea Uruguay) que planteo que ese tipo de denuncias deberían hacerse en otro ámbito. Por otro lado la coordinadora por el retiro de las tropas en Haití, que ha mantenido una permanente campaña de denuncia de la ocupación militar de Uruguay en Haití, no encuentra en el PIT-CNT una campaña para movilizar el movimiento obrero detrás de este reclamo, a pesar de que formalmente la central integra la comisión, fundamentalmente porque la burocracia sindical está “casada con Mujica Y Almagro”, por lo que reduce el problema de Haití a una “desavenencia” entre “compañeros”.
Estamos en presencia de una “progresisitas” uruguayos, y latinoamericanos, de Haití, de férreo compromiso con el imperialismo yanqui, sometimiento al pueblo haitiano.
Lo claro de todo esto es la inmensa postración a la política pro-imperialista del gobierno y el aparato frenteamplista, con la complicidad de la burocracia sindical- el cual esta dispuesto a pagar cualquier precio para mantener la política de colaboración con el imperialismo.
La izquierda Uruguaya debe convocar una enérgica movilización por el retiro inmediato de todas las tropas de ocupación, tanto en el Congo como en Haití. La postración del Frente Amplio nos deja una tarea urgente, debemos construir la oposición obrera y socialista. Fuera las tropas de ocupación de Haití y el Congo.