Flores: Esencial es defender la educación pública

Andrea Ruiz Diaz Matías Arbizu 

En el marco de la lucha por la defensa de la educación pública y en repudio al decreto inconstitucional de esencialidad que el gobierno de forma absolutamente autoritaria amenazó a los trabajadores, los docentes rodeados con los estudiantes y por el resto del movimiento obrero del departamento de Flores ocuparon por primera vez en la historia el liceo departamental “Carlos Brignoni”.

Ya a partir del paro general del 6 de agosto, habíamos notado un cambio en la percepción de los trabajadores, y otro compromiso a la hora de la lucha. Estas últimas semanas han ratificado esto, e incluso fortalecido lo que vimos inciar. Esa ocupación anteriormente mencionada, marca un antes y un después en la historia del departamento y marca un avance superlativo en cuanto a la concientización de lo que se está reclamando, 6% de PIB para la educación.

6% que representa en dicho departamento mejoras en las condiciones edilicias dignas para trabajadores y estudiantes, construcción de un tercer liceo para descongestionar los turnos del liceo departamental y apostar a otras zonas del departamento que son desprotegidas, para acceso real al material didáctico, para los cargos necesarios para que se desarrolle el funcionamiento de las instituciones educativas (adscripciones, cargos de biblioteca y laboratorios, equipos multidisciplinarios) y por un salario mínimo de ingreso de $30.000.­, por más que desde la burocracia se intenta cambiar el foco de discusión y presentar esto como respuesta al decreto. Esta concientización ha logrado superar la barrera de lo que es el movimiento en los gremios de la educación, que se lanzaron a la lucha decididamente, involucrando a toda la masa de trabajadores del Departamento.

La solidaridad de clase viene creciendo, así cómo viene creciendo y comprendiéndose la idea que para que los trabajadores logremos nuestras reivindicaciones debemos estar unidos en la lucha.

11899987_976971365658771_3542132616060795417_n

Esta movida política que el gobierno quiso aplicar como forma de disuadir la huelga, no hizo más que abroquelar a los trabajadores, dándonos el impulso para crecer, para salir a la calle y demostrar nuestra rebeldía, las malas estrategias para amotinar un sector en contra de otro no darán frutos en una población que se está despiertando, que aprende a leer rápidamente las intenciones del gobierno.

La base hoy es otra. El movimiento obrero está atento a lo que pueda suceder y listo para salir nuevamente a demostrarlo.

El Partido de los Trabajadores ha acompañado desde el mismo inicio este conflicto de la educación, convencidos de la importancia del reclamo, de la defensa irrestricta de la educación pública. Seguiremos apoyando, insistiendo con la unificación de los conflictos de la salud y la enseñanza, convocando a todo el movimiento obrero y estudiantil a continuar codo a codo, entendiendo que es la única manera de enfrentar tanto esta como cualquier lucha de los trabajadores. La conciencia de clase se cultiva día a día, y en ese camino vamos.

Lo esencial ahora es más que nunca como trabajadores de la educación y del resto de los sectores, unirnos en defensa de la educación pública. Esencial es educar y enseñar con los recursos y las herramientas necesarias, a los estudiantes a pensar y pensar en la lucha.