Partido de los Trabajadores

FANAPEL: Basta de despidos

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!

El jueves 5 de enero los trabajadores de Fanapel fueron notificados de que la planta ubicada en la localidad de Juan Lacaze no volvería a producir, y que 250 trabajadores (la totalidad) serían enviados al seguro de paro.
La noticia era una eventualidad que venía manejándose desde setiembre del año pasado, cuando 90% de la plantilla había sido enviada al seguro de paro. Logró revertirse, parcialmente, adoptando un régimen de trabajo especial que, de todas formas, mantenía en el seguro de paro segmentadamente al conjunto de los compañeros.
Fanapel tiene una historia reciente tumultuosa. Hace poco tiempo fue adquirida casi en su totalidad (97% de sus acciones) por la firma Tapebicuá, satélite de Celulosa Argentina S.A. Esta firma pertenece a individuos vinculados directamente con pesos pesados de la política en la vecina orilla. Sin ir más lejos, en el directorio de Tapebicuá, figuran José Urtubey, hermano del Gobernador de la provincia de Salta y Juan Collado, candidato del PRO (macrismo) por la misma provincia.
Las razón esgrimida para esta bajada de cortina es que el principal destino de la producción, Argentina, con el levantamiento de las restricciones a las importaciones impuestas por el anterior gobierno, ha girado sus compras a los mercados de Asia, ya que el precio del papel es allí más “competitivo” -barato-.
Colonia ha sido especialmente afectada por la crisis. El cierre de Ecolat, en Nueva Helvecia, dejó 400 trabajadores en la calle. La quiebra de la textil Agolan de Juan Lacaze (ex Campomar&Soulas), otro tanto. Ahora con Fanapel se confirma de una forma más rotunda la demagogia del “país productivo con justicia social” del gobierno del FA, agente de las pasteras. Este saldo ignominioso, de cierres de fábricas, despidos y envíos al seguro de paro, se complementa con una política fiscal que no quiere saber de nada con gravar a los capitales de la celulosa, ni de la soja, que no desarrollan ni industrializan al país.
El rescate del capital a costa de las condiciones de vida de los trabajadores ha profundizado la crisis.

El PARTIDO DE LOS TRABAJADORES se solidariza con los compañeros de Fanapel y plantea:

  1. Ocupación de toda fabrica que cierre y su funcionamiento bajo control obrero.
  2. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Trabajamos menos, trabajamos todos.
  3. Apertura de los libros contables de las empresas que cierran y despidan.
  4. Salario mínimo igual a media canasta familiar y un plan de lucha que COMIENCE POR UN PARO NACIONAL ACTIVO DEL PIT-CNT DE 24 HORAS PARA CONQUISTARLO.