Facultad de medicina rechazó la PPP para el Hospital de Clínicas

Una resolución del Consejo de la Facultad de Medicina rechazó el proyecto del gobierno de reforma del Hospital de Clínicas a través de la “Participación Público Privada” (PPP). La PPP implica un mecanismo de privatización, ya que luego diversas tareas (como mantenimiento y otras) quedan en manos de la empresa privada. Los trabajadores del Clínicas se han venido movilizando en una campaña contra las PPP en la salud. Tanto los estudiantes de Medicina, como el propio Consejo de la Facultad, adoptaron esta postura contraria al proceso privatizador.

Según Búsqueda, el rector Markarian se enfureció con lo que llamó “traición” y “actitud canallesca” del decano de Medicina, Fernando Tomasina, que fue quien inició el ataque al proyecto del gobierno en el Consejo Directivo Central de la Universidad. “Decanos, docentes, egresados y estudiantes criticaron el martes 22 ese proyecto y defendieron una resolución de la Facultad de Medicina que votó rechazar el informe y también ‘la utilización de la Participación Público Privada en las áreas de la salud y educación públicas’. Por 10 votos en 19 se decidió apoyar esa resolución, lo que generó el malestar de Markarian” (Búsqueda 30/12).

El rector anunció que pediría licencia, y había manifestado que “no estaba dispuesto a conducir un aparato”, lo que provocó un recule en el CDC. El decano de Ciencias, Juan Cristina, propuso volver a discutir la resolución recién tomada. En dicho debate, Markarian dijo que “posiblemente él tampoco estuviera de acuerdo con el mecanismo PPP” pero que no había que “cerrar puertas”, y “volvió a ratificar que pediría licencia ya que no estaba dispuesto a seguir al frente de la Universidad si se rechazaba el informe en los mismos términos que la Facultad de Medicina”. “El orden de egresados mantuvo su postura y le planteó al rector que no correspondía ‘presionar al CDC con la amenaza de renunciar’”. El orden estudiantil dejó sentada una posición similar.

Tras la discusión de volvió a votar “y finalmente se postergó la decisión sobre si apoyar o no la resolución de Medicina” por lo que el rectorado dice que “no se perdió la guerra pero sí una batalla”.

Markarian operó claramente a favor del gobierno, en un contexto en el que todos los órdenes universitarios se oponían al proyecto privatizador, lo que dejó en minoría al rector incluso en un órgano donde los decanos tienen el peso mayoritario.

El debate desmiente a los que presentan al rector como independiente del gobierno, y plantea la necesidad de redoblar la campaña en defensa del Hospital de Clínicas y contra las PPP privatizadoras.