Exitoso campamento de la juventud en El Fortín de Santa Rosa.

Tres días de formación política, esparcimiento y entusiasmo socialista vivió la juventud revolucionaria del Partido de los Trabajadores en la costa este. Los campamentos son en sí mismos una lucha política por los recursos financieros y por la convocatoria a los jóvenes a organizarse bajo las banderas del socialismo. La campaña previa por conquistar los recursos forma parte de la educación política revolucionaria; al Partido de los Trabajadores no lo financia ningún tipo de empresa, ni obtenemos fondos de la caja del Estado. Son los aportes de los trabajadores y militantes, y las actividades financieras quiénes hacen posible el desarrollo del Partido. En esta lucha por el autofinanciamiento también se encuentra el campamento de la juventud.

En esta oportunidad, el curso central estuvo a cargo del compañero Rafael Santos, histórico dirigente del Partido Obrero argentino, quién abordó el proceso histórico de la lucha del proletariado mundial por la construcción de la Internacional; en particular la IV Internacional a 80 años de su fundación, sus crisis y las tareas actuales por su refundación. La conexión con la actualidad es imprescindible y por lo tanto, las conclusiones de los debates están enmarcadas en la Conferencia Internacional que tendrá lugar el próximo 2 y 3 de abril en Buenos Aires, dónde viajará desde Uruguay una importante delegación del PT y su juventud.

Además, se desarrolló, como es habitual, el curso sobre la concepción marxista del Estado y la revolución. Fue sin dudas un paso adelante en el desarrollo político de nuevos compañeros, tanto los que recibieron el curso, como aquellos que se hicieron cargo de prepararlo y dirigirlo.

Sin embargo, el aspecto formativo no fue el único del campamento. El sábado a la noche, se pusieron a prueba los conocimientos volcados en el curso central, cuando se desplegó por el camping una ”búsqueda del tesoro”. El tesoro fueron libros, y las pistas para llegar a ellos fueron preguntas sobre el curso. La confraternización también es un eje central en la construcción de una organización revolucionaria, y no estuvo ajena al campamento.

La Juventud del Partido de los Trabajadores avanza en su organización y tiene por delante la tarea enorme de nuclear a los jóvenes bajo un programa revolucionario. Para defender nuestra educación ante los ataques del capital, para luchar por presupuesto, por salario y trabajo; para enfrentar los despidos y el desempleo. Para luchar por la revolución y el socialismo, sumate a militar en el PT.

Deja un comentario