Entrevista al Plenario de Trabajadoras (PO) y a la Union de Mujeres Trabajadoras (POR)

Realizamos en el marco del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, entrevistas a las dirigente del Plenario del Trabajadoras del PO Juliana Cabrera, y a la compañera de la Unión de Mujeres trabajadoras del POR de Chile Camila Fuentes, donde debatimos los principales desafíos que enfrentan las mujeres a nivel latinoamericano.

Plenario de Trabajadoras Partido Obrero.

PMT: ¿Que batalla política vino a colocar el PDT al XXXI Encuentro Nacional de Mujeres ?

J.C: Particularmente venimos con el planteo de la necesidad de que nos organicemos las mujeres junto con los trabajadores, para quebrar el pacto entre el gobierno, la burocracia sindical de la CGT (Confederación General del Trabajo) y la Iglesia Católica, que pretenden colocar una muralla de contención ante el estallido de una rebelión popular que más temprano que tarde tendrá lugar frente al plan de ajuste que está aplicando el gobierno. El rol de la iglesia como árbitro de la situación social para desviar el potencial de lucha de las enormes mayorías de este país, pesa sobre las mujeres con particular hincapié, no solamente como contención del desarrollo de una lucha por las reivindicaciones, sino porque la Iglesia forma parte de uno de los engranajes de reproducción de una ideología oscurantista y reaccionaria que pesa sobre las mujeres para mantenerlas en un rol de subordinación y privar a la clase obrera de una poderosísima aliada en la lucha. Este planteo lo llevamos a todos los talleres con la exigencia de un paro activo nacional contra el ajuste y por supuesto con la separación de la Iglesia del Estado. De la mano de esa lucha, venimos a traer por supuesto a todos los talleres el pronunciamiento por la efectiva libertad para Belén y la anulación de su condena, y por el derecho al aborto, libre legal seguro y gratuito, para que no haya más Belén en todo el país. Hemos traído a los talleres de educación a batallar contra el plan de gobierno de “Aprender 2016”, un plan a la medida del Banco Mundial, el FMI y los organismos de crédito internacionales, para ajustar a los docentes, para instalar el salario por mérito, para fomentar la competencia y para avanzar en una creciente privatización del sistema educativo. Hemos venido a batallar por el desmantelamiento de las redes de trata, denunciando la complicidad ineludible del Estado, en la reproducción de un negociado que reposa sobre la mercantilización del cuerpo del propio ser humano y particularmente de las mujeres. Un negociado que no podría funcionar sin la complicidad de la policía jueces y funcionarios. Hemos venido por el conjunto de las reivindicaciones de las mujeres, con el planteo de que necesitamos un encuentro de lucha un encuentro independiente. No un encuentro frente a las verdugas de los derechos de las mujeres. Y desarrollar un gran movimiento a nivel nacional que pelee por todos estos planteos.

PMT: ¿Que valoración haces de la reunión con las delegaciones internacionales (Union de Mujeres Trabajadoras del POR de Chile y Plenario de Mujeres Trabajadoras del PT Uruguay) que se realizo ayer?

J.C: Considero que fue un gran acierto, poder encontrarnos todas en este contexto de lucha en este Encuentro de Mujeres , una oportunidad para estrechar lazos y particularmente para poner en común las luchas que cada una de nosotras libra en su país. Y para discutir una pelea por la Unidad Socialista de América Latina, también organizando a las mujeres para que sean protagonistas de esa batalla. Fue muy rica porque nos permitió no sólo intercambiar experiencias sino también discutir las bases programáticas teóricas y políticas, sobre las cuales nosotros damos la pelea para organizar a las mujeres con un programa revolucionario. Nos preparamos ahora para intervenir en común el próximo 25 de Noviembre, día contra todas las formas de violencia hacia la mujer, con una declaración conjunta , impulsando movilizaciones , actos, concentraciones para denunciar al poder político y para plantear que para que no haya NI UNA MENOS hay que terminar con la responsabilidad que tiene el Estado capitalista. Y vamos a preparar un nuevo encuentro seguramente más adelante, para seguir avanzando en este camino de debate unidad y socialización de las experiencias para así fortalecer a las organizaciones de lucha en el terreno de la defensa de las mujeres.

Unión de Mujeres Trabajadoras Partido Obrero Revolucionario.

PMT:¿En el marco de qué luchas políticas de las trabajadoras chilenas la Unión de Mujeres Trabajadoras viene al encuentro?

C.F.: Hoy en día en el país (Chile) hay una situación muy importante en el movimiento de mujeres puesto que la única respuesta que el gobierno chileno ha dado a nuestras reivindicaciones (legalización del aborto) es un proyecto de ley bajo tres causales: la inviabilidad del feto, el riesgo de vida de la madre o en caso de violación. Por lo tanto desde la Unión de Mujeres Trabajadoras afirmamos que la propuesta del gobierno es tremendamente insuficiente y no responde a los problemas que se viven en el país con respecto al aborto. Las cifras hablan de unos 70000 abortos, y estas tres causales corresponden solamente a un porcentaje de 3 o 4 % de los abortos. En ese sentido, creemos que el Encuentro Nacional de Mujeres aporta una perspectiva a nivel latinoamericano en torno a las reivindicaciones de las mujeres y un intento de levantar un plan de lucha por la conquista del aborto libre, gratuito y legal en todo el continente y de esta manera, avanzar en una perspectiva de conjunto con la clase obrera consiguiendo finalmente la emancipación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

PMT: ¿Qué valoración hacés de la reunión con delegaciones internacionales (con el Plenario de Mujeres Trabajadoras de Uruguay, Plenario de Trabajadoras de Argentina)?

C.F.: Nosotras pensamos la reunión, desde la organización, como un momento donde podríamos juntar las experiencias que hoy en día se están viviendo en distintos lugares de América Latina. Entendemos que hay una política de ajuste y que los gobiernos nacionales vienen a cooptar al movimiento de mujeres y también al movimiento obrero, por lo tanto la unión entre las distintas organizaciones es fundamental para poder avanzar en el conjunto de las reivindicaciones de la clase.