Elecciones inmediatas en AFUTU

Para derrotar la reforma educativa, un AFUTU donde gobiernen los trabajadores

La última gran lucha de AFUTU del 2015 en el marco de la huelga de la educación, fue un gran salto en el reagrupamiento del gremio, por lo menos a nivel metropolitano.

Si ya la lucha del 2014 había sacudido AFUTU, esta última aún más.

AFUTU estuvo, hasta ese momento, susbsumida y subordinada a las distintos CETP (Fernandez, Netto, Landoni) durante las diferentes administraciones frenteamplistas .

La política de las listas oficialistas no era otra que el copamiento de la dirección sindical, violentando los estatutos sindicales e impidiendo el funcionamiento democrático de AFUTU.

Esto tuvo un quiebre, cuando varios de los dirigentes oficialistas, se vieron involucrados en un manejo doloso de las finanzas y fueron expulsados de AFUTU, y en el logro de elecciones sindicales (agosto del 2008) en las cuales irrumpió la lista Reconstrucción sindical que se postuló como un agrupamiento no oficialista y en defensa de la plataforma y Estatuto de AFUTU.

En ese cuadro y como producto de las movilizaciones del 2013 y 2014 un Congreso de AFUTU vuelve a colocar la lucha por la plataforma y el llamado a elecciones sindicales, ya que nuevamente se incumplían los plazos para su convocatoria.

La lucha del 2015 puso de relieve, que las listas dirigidas por de Vita, Maciel (MPP) y el (PCU), trabajaron para bloquear la lucha por la conquista de la plataforma de AFUTU y de la educación.

Utilizando la violación de los estatutos para firmar la plataforma del gobierno en un acuerdo que fue rechazado por la mayoría de los afiliados en sus asambleas, logrando así llevar la lucha a un callejón.

De esta forma liquidaron el proceso mas participativo de los trabajadores en el sindicato en la última década.

Ni las asambleas de Montevideo y Canelones, ni la lista reconstrucción sindical con ascendencia en estas regionales pudieron impedir, el aislamiento y la división generada por el gobierno y estas listas, con el interior; en definitiva el control del aparato sindical para quebrar la lucha y la participación de los afiliados en la conducción de AFUTU.

La desmoralización en los Institutos y Escuelas que se habían reagrupado nuevamente en torno a la lucha de AFUTU ha sido evidente.

Sacar todas las conclusiones

Hace aproximadamente tres meses una asamblea metropolitana votó por unanimidad la exigencia que el Consejo Nacional cumpliera con el Estatuto y fijara en forma inmediata fecha de elecciones, (las últimas fueron en octubre del 2012). Hasta el día de hoy, y a pesar que el Consejo sesionó el viernes 8 de julio y tenía en uno de sus puntos el tema elecciones, no puso fecha. Los afiliados de Afutu siguen sin poder elegir democráticamente quienes son sus representantes.

Esto profundiza el alejamiento del activismo y avienta inclusive la desafiliación de algunos compañeros. Esta es la forma, el método con que el tumor de la burocracia oficialista en la dirección bloquea toda perspectiva reivindicativa, facilita la tarea del gobierno y su reforma educativa contra la enseñanza, sus docentes, funcionarios y los hijos del pueblo trabajador.

Reconstrucción Sindical, por haberse presentado bajo este lema, debería tomar en sus manos mediante una recolección de firmas y pronunciamientos de asambleas el desconocimiento de la dirección de AFUTU, por ser una dirección de facto en relación a los Estatutos y a la mínima democracia sindical.

Reconstrucción Sindical debe llamar a un plenario abierto para quienes votamos y apoyamos en las últimas leecciones dicha iniciativa y para generar una gran corriente nacional clasista y combativa que recupere a AFUTU a la independencia sindical del gobierno y a la democracia sindical.

Exigir a la comisión electoral el llamado a elecciones inmediato en base a los afiliados que cumplan con las obligaciones gremiales que este dispone.

Recuperemos Afutu para los trabajadores, elecciones inmediatas .