Partido de los Trabajadores

Elecciones estudiantiles en Humanidades: Avance de la 1° de Mayo y el FIE

Del 28 al 31 de Agosto se llevaron a cabo las elecciones del centro de estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación (CEHCE), donde se presentaron tres lemas: el Frente de Izquierda Estudiantil (1° de Mayo y Tesis XI); 21 de Junio (con sectores vinculados a la UP) y Tupak (izquierda en marcha, FA); Ibero Gutierrez  (PCR-UP).

Fueron de las elecciones más concurridas, con una votación de 664 estudiantes. En ellas se elegía a los representes del centro de estudiantes y los consejeros federales en la FEUU. También tuvo lugar un plebiscito contra el recorte de los grados uno para los estudiantes avanzados, en donde el estudiantado se manifestó masivamente contra este recorte que intenta bloquear las pocas salidas laborales.
El resultado de las elecciones dieron un 48% para el frente 21 de Junio-Tupak Katari (41% y 7%, respectivamente), 32% para el FIE (20% 1° de Mayo, 12% Tesis XI) y 20 % Ibero Gutiérrez. Con este resultado, la mesa coordinadora queda conformada por 4 representantes de la 21 de Junio; 3 por el FIE (dos secretarias 1° de Mayo y una secretaria Tesis XI) y 2 representantes para la Íbero Gutiérrez. Los dos consejeros federales del centro en la FEUU quedan repartidos entre la 21 de Junio y la 1° de Mayo.

21 de Junio e Ibero Gutiérrez

La campaña electoral fue precedida por un principio de ruptura del frente que hasta el año pasado habían mantenido las agrupaciones 21 de Junio e Ibero Gutiérrez, nacido de un frente electoral al que sumaron a la Tupak Katari (esta última inexistente para los estudiantes). La Ibero Gutiérrez, que se había derrumbado en las últimas elecciones, impulsó un viraje de denuncia a la 21 de junio, que permitió una confluencia con la 1° de Mayo y Tesis XI, detrás de una política de frente único para convocar asambleas e impulsar la lucha presupuestal en el CEHCE, contra la orientación de la 21 de Junio, que sometió al Centro a una parálisis y desmovilización en la lucha por presupuesto de este año, e incluso  pretendió desvincular la lucha contra los recortes de los grados uno de la política de ajuste del gobierno nacional. En este nuevo escenario, la Ibero Gutierrez tendrá que probar si este viraje fue producto de la cercanía de las elecciones y como campaña electoral o no. Tiene que decidir de qué lado se coloca: o garantiza las mayorías a la 21 y defiende el status quo o se posiciona como oposición y emprende un camino para la transformación real del CEHCE junto a las agrupaciones del FIE.

1° de Mayo en el FIE

La Agrupación 1° de Mayo desenvolvió una tenaz campaña de agitación con el reparto de miles de volantes, pasajes por las clases y haciendo de la elección un oportunidad para la deliberación y organización de los estudiantes. Planteó la democratización del CEHCE, bajo el eje de la convocatoria al congreso del centro para movilizar al estudiantado, transformar el estatuto y votar un programa para esta etapa de avance ajustador y privatizador del gobierno y rectorado de Markarian.
No estuvieron ausentes las grandes luchas populares; se militó y convocó a la movilización por  la desaparicion forzada por parte del Estado Argentino de Santiago Maldonado y se denunció el atropello del Estado a los trabajadores de la Spezia que les cortaron el suministro de agua, mediante la solidaridad activa: recolectando bidones de agua para sostener la ocupación de la fábrica.
Como resultado, la agrupación tuvo en gran desarrollo numérico, consolidando nuevos militantes para encarar los próximos desafíos en el CEHCE y la FEUU.

Lo que viene

Dentro del CEHCE se abre un período para la transformación del centro de estudiantes, para  avanzar en democratizarlo y acercarlo al estudiantado. La educación en general y la Universidad en particular se encuentran bajo un ataque de conjunto. La desfinanciación de la Facultad, la devaluación de las carreras y la precariedad laboral son expresiones de una orientación social capitalista que busca colarse bajo la política de Vázquez-Markarian. La preparación del Congreso del CEHCE debe ser la oportunidad para enfrentar este ataque, elevando la conciencia y organización de los estudiantes.

Deja un comentario