El PIT-CNT debe convocar a un paro nacional de 24hs

 

COMUNICADO                                             15 de Marzo 2016


Los resultados de la reunión de Abdala y Pereyra con Vázquez para modificar las pautas de los Consejos de Salarios fueron nulos. Los lineamientos se mantienen “en todos sus términos”. El presidente fue claro: frente a la crisis en ciernes, el salario será la variable de ajuste.

Las pautas salariales del Poder Ejecutivo atan el salario al retroceso económico de los distintos sectores de actividad y no lo ajustan al aumento de los precios de la canasta de consumo, el IPC. Es decir, que mientras la economía cae y la inflación aumenta, el salario retrocede. Las pautas establecen los correctivos recién a los 18 meses con lo que se perderá poder adquisitivo durante casi dos años.

Esta orientación se produce en un contexto de cierre de empresas y despidos masivos. La política oficial que agrava la recesión industrial, apunta a golpear la capacidad de organización de la clase obrera de cara a la negociación colectiva y una garantía al capital financiero para no perder el “grado inversor”.

Para el gobierno -y también para Novick, Lacalle Pou y Bordaberry- los aumentos de salarios son los responsables de la inflación. Mienten. La inflación se acelera por los sucesivos tarifazos del gobierno en la energía, las comunicaciones y el aumento del boleto que se ha comido los exiguos aumentos salariales de Enero.

Se trata de un ajuste fiscal (que recién comienza) para pagar la deuda y mantener los subsidios a las grandes multinacionales -del agro, industria y comercio- responsables de la formación de precios monopólicos. La devaluación que beneficia a los exportadores sigue una escalada ascendente, depreciando el salario más de 30% en un año. Los salarios se alejan cada vez del costo de la canasta familiar.

En este cuadro se acentúa la necesidad de deliberación de la clase obrera organizada para intervenir con un programa y una política propia.

Abajo el tarifazo; por la apertura de los libros de las empresas públicas y privadas de servicios al control popular, para poner de manifiesto los fraudes y el costo social de la energía, agua y comunicaciones. Terminar con todas las privatizaciones y tercerizaciones de los servicios públicos.

Frente a los Consejos de Salarios vamos por un salario igual a $32.000 y ajustes indexados a la inflación; por la prohibición de los despidos y el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario; por elección de representantes electos en las negociaciones colectivas. Para defender sus condiciones de vida la clase obrera necesita la independencia política de sus organizaciones.

Llamamos a transformar el paro del 6 de Abril del PIT-CNT, en un paro nacional de 24hs contra el ajuste y el tarifazo. Para que la crisis la paguen los capitalistas.

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

Rafael Fernández:  099 553 220

Álvaro Soto:           099 888 626