El Montevideo del socialista Daniel Martínez, con presupuesto a medida de Novick

El intendente Daniel Martínez envío su presupuesto quinquenal a la junta departamental de Montevideo. La previa de su elaboración estuvo presidida por una campaña inverosímil donde la presentación de las cuentas de la IM, pasaron rápidamente, de una retirada dirigida por la comunista Ana Olivera con super habit a una presentación de Martínez deficitaria, caja en rojo y aumento del déficit acumulado.

Esto no supuso ninguna investigación sobre la última rendición de cuentas para encontrar en que agujero negro se perdieron las suculentas e históricas recaudaciones que mantuvo la IM en el último quinquenio.

Por el contrario, el giro presupuestal fue un recorte de aproximadamente un 20% y más para todos los departamentos y sus respectivos servicios y por supuesto un ajustazo contra los trabajadores municipales.

Esto significa reducción de inversiones directas en los servicios, reducción del gasto de funcionamiento para estos, cero ingreso de trabajadores para el llenado de vacantes, modificación del régimen de presupuestación histórico, para exigir una antigüedad de tres años frente al año que se exigía con anterioridad, congelación de salarios durante cinco años, lo que es lo mismo que decir desindexación y transferencia del salario de los trabajadores para facilitar los negocios con la patria contratista que gobierna Montevideo.

El “Fondo” para el “Capital”

El buque insignia de la comunista Olivera, plan de Movilidad y plan Director de Limpieza, corroboró que su naufragio tiene como responsable el sostén de las privadas; corredor Garzón, renovación de los contratos con CAP teyma para la limpieza de centro y ciudad vieja, y el sostén de todos los contratos y subsidios que la IM mantiene con los pulpos económicos que regentean los negocios de la ciudad y que obviamente su gobierno mantuvo y renovó.

Martínez abandona el buque insignia de la ex Intendenta, y mientras envía un presupuesto de “austeridad” para los trabajadores y los servicios a los vecinos, coloca los recursos genuinos de la IM, tributos y tarifas que pagan los vecinos al gobierno, como garantía cautiva de un fondo de inversión para que en el muerdan los capitales que aborden mega proyectos y que ignoran olímpicamente las necesidades de mejora la calidad de vida de la población trabajadora de Montevideo y para la cual pagan los vecinos, limpieza urbana, saneamiento, alumbrado, etc

En un cuadro de crisis del sistema capitalistas y de parasitismo mayor del capital en la estructura del Estado, el buque insignia de Martínez paso a ser: poner cautivos los aportes de los Montevideanos para subsidiar una vez más al capital privado, un símil de las PPP y colaterales que produjeron el déficit de Ancap.

El proyecto es a veinticinco años es decir hay una expropiación del dinero público para financiar el lucro privado, fundamento del Fondo Capital, que le da garantías a los operadores capitalistas más allá de su gobierno.

El mutis por el foro de los ediles del FA, la oposición y el acuerdo con Novick

Ninguno de los partidos que integra la junta departamental por el FA y que inclusive siguen hablando de un “gobierno en disputa” como el PCU, o el MPP que critica en los pasillos el abandono de la política social por Martínez, han osado elevar su voz, y o crítica ante un proyecto abiertamente confiscador e ilegitimo sobre las tarifas y tributos que tienen una finalidad establecida por ley, como tampoco sobre su carácter privatizador.

La oposición parlamentaria primaria surgió de la derecha, blancos, colorados, novickcistas pero las características del debate no paso de las garantías y controles al carácter de las obras, de todas formas Martínez no consiguió hasta ahí las mayorías especiales necesarias para aprobar su paquete.

Sin embargo, Novick le dio un espaldarazo al fundamento del Fondo Capital de Martínez desconociendo el voto inclusive de sus ediles, a días de la votación en la JDM se reúne con Martínez concretando un fondo capital chico en un acuerdo empresarial, una cosa es la política parlamentaria y otros la política de negocios pensó el representante de la Nike.

Novick más que un emergente de un reagrupamiento por derecha de los viejos partidos tradicionales en caída libre, surge como un garante del proyecto “socialista” de colocación de fondos públicos para beneficios de los privados, donde Vásquez y Salgado, ofician de mediadores y garantes del acuerdo, para fortalecer los intereses de los, Novick, Salgado, Lecueder y otros….

Por supuesto que Novick ha sido muy claro que el avance del proyecto de inversión acordado va de la mano de la reducción del gasto municipal, que para el significa reducción de personal, desindexación de los salarios y privatización de los servicios, ergo su destrucción a manos del lucro privado.

Adeom, la oposición obrera al ajustazo

La asamblea general de ADEOM ha sido totalmente clara en sus declaraciones y acciones, rechaza el presupuesto Martínez como un presupuesto de ajuste en favor del capital y su Fondo Capital. No solo porque afecta directamente los intereses inmediatos de los municipales sino porque es un ataque a la población trabajadora de la ciudad de Montevideo.

Las ocupaciones de los lugares de trabajo, movilizaciones y asambleas generales han colocado la iniciativa de nuevo en los trabajadores municipales y han abierto un debate sobre los trabajadores de la ciudad ayudados también por la propia experiencia que vienen recorriendo los trabajadores con el gobierno Vasquez-Astori, sobre todo después de la huelga de los trabajadores de la educación. Pero esta iniciativa precisa romper el cerco de aislamiento político a que la condena la izquierda progre en el gobierno, y la burocracia oficialista del PIT-CNT, para ensamblar con el resto de los trabajadores de Montevideo.

El Partido de los Trabajadores llama a respaldar en todos sus términos la lucha de los municipales, pero considera que su triunfo desde una posición de independencia y oposición al gobierno pro capitalista de Martínez, no debe reducirse a la sola lucha sindical de ADEOM. Precisa de una campaña política por un presupuesto para los trabajadores y los vecinos de Montevideo, de todo el activismo obrero y social de los barrios y de una izquierda anticapitalista y socialista que se ponga a la cabeza de esa campaña política y de la lucha por un gobierno de los trabajadores para Montevideo y la nación.