Diario La Juventud. Reincorporar a LORELEY CORBO

Camilo Márquez

sag

Hace algo más de un mes el Sindicato de Artes Gráficas (SAG) entró en conflicto con Cidesol, por el despido de la delegada sindical de la imprenta, Loreley Corbo. Cidesol SA es la empresa del diario La Juventud perteneciente al Movimiento 26 de Marzo, principal fuerza de la Unidad Popular. El argumento esgrimido por la patronal es que la delegada habría insultado a un empleado de confianza política de la imprenta, lo cual no amerita nunca el despido, ya que en todo caso es una falta menor, y además hay que tener en cuenta el contexto en que se produjo (el insulto fue posterior a una agresión).

Lo llamativo de todo esto es que ni el periódico La Juventud, ni la radio CX36, ni ninguno de sus candidatos a los cargos municipales se ha pronunciado para argumentar el despido de la compañera, con la excepción de Gonzalo Abella (candidato a la presidencia por la UP en las elecciones pasadas) que se ha pronunciado incondicionalmente a favor de la patronal. Que dice Abella sobre todo este episodio? “aún suponiendo que hubiera mala intención en la empresa, parece tonto que provoque un conflicto justo ahora, en plena campaña electoral por las departamentales de mayo. Sinceramente, me huele a que otros buscaron inventar un conflicto por razones extra sindicales”. El momento elegido por la empresa, plena campaña electoral, actúa como supuesta «prueba» de que existe una justificación para el despido, y al mismo tiempo para descalificar la denuncia del SAG. Protestan… porque quieren dañar políticamente al 26M.

La trabajadora, que tiene decenas de años militando en el SAG, y que incluso promovió una demanda contra el PCU por deudas con los trabajadores de El Popular, es convertida por esta teoría conspirativa… en un agente del PCU… o incluso de «la derecha».

Abella y sus seguidores no parecen notar que usan el mismo argumento del FA para cuestionar la lucha sindical. A los trabajadores municipales durante la huelga de 2002 les dijeron que «hacían el juego a la derecha». El argumento no puede sorprender, de hecho en aquella huelga de ADEOM, desde CX36 se condenaba la lucha obrera y se la comparaba con la huelga de camioneros previo al golpe contra Allende. Por lo visto, el zorro pierde el pelo, pero no las mañas.

Mientras la UP, a través de sus agrupaciones y en particular del ENTEJ (criatura artificial del 26M que es presentada como el embrión de una central alternativa al PIT-CNT), está convocando a un acto del Primero de Mayo, se ha convocado a una movilización del SAG frente a la imprenta Cidesol, por el reintegro de Loreley Corbo.

Mientras reclaman la “independencia de clase”, los integrantes del ENTEJ no han sacado ninguna declaración ante este ataque anti-sindical que viola el fuero sindical.

El programa de la UP prometía la defensa y la profundización del fuero sindical. Ya se ve cuánto valen sus promesas y su programa.

El Partido de los Trabajadores se pronuncia por el inmediato reintegro de la compañera Loreley Corbo, se solidariza con el Sindicato de Artes Gráficas y apoya todas las movilizaciones y acciones que emprendan los trabajadores. A la vez que repudia la metodología de denunciar intrigas y confabulaciones, para remplazar el debate y naturalizar la calumnia.