Declaración: Fuera Huidobro y la ley de Impunidad!

hudibro miliquero  La ratificación de Fernández Huidobro como ministro de Defensa es un mensaje muy claro para las organizaciones de derechos humanos y  para quienes aspiran a algún cambio “de  izquierda” de parte del Frente Amplio.

Huidobro fue designado por Mujica luego que  aquel se negara a votar la anulación de la ley de Impunidad. Todo el mundo sabía el significado de  esa designación, y el comportamiento del  ministro no hizo más que confirmar que venía a  defender un pacto con los mandos militares. Un  pacto que nació en el Club Naval y que la cúpula del Frente Amplio ha cumplido: si algún milico está aún preso (en cárceles VIP) es por la negativa de los Familiares y de las organizaciones de derechos humanos a resignarse a la impunidad.
Huidobro se ganó el justo repudio popular y eso se expresó en las urnas, donde perdió casi la totalidad de los votos que lo habían llevado al senado hace cinco años.
La ratificación de Huidobro busca desmoralizar y quebrar la resistencia de los sectores que aún pugnan para romper el pacto que defiende a los mandos responsables de la represión. Y es un mensaje a los votantes del FA: no es el respaldo electoral lo que determina la designación de un ministro, sino el que cumpla con los mandados que le indica el presidente (y los intereses que están detrás de él).
La designación de Astori como ministro de Economía y de Nin Novoa como canciller, tienen el mismo significado: el Frente Amplio asustó al pueblo con el «retorno de la derecha» para triunfar y aplicar él mismo el programa que exigen el FMI, las cámaras patronales y la derecha. Lo mismo sucede por ejemplo en Brasil, donde Dilma Rousseff designó como ministro de Economía a un representante del gran capital que apoyaba al derechista Aecio Neves.
Las protestas de la mayoría del PIT-CNT y de los partidos que integran el FA, ante las declaraciones de Huidobro, no son más que lágrimas de cocodrilo. Particularmente hipócritas son las declaraciones del Partido Comunista, que realizó una alianza con la lista de Huidobro en varios departamentos. La CAP-L integra además el llamado «Grupo de los 8» junto al MPP, el PCU, y el grupo de Sendic.
El Partido de los Trabajadores repudia la designación de Fernández Huidobro y la denuncia como un golpe contra los Familiares de Detenidos-Desaparecidos y el movimiento obrero y popular,  que anuncia por dónde irá el gobierno de Tabaré Vázquez. Nos solidarizamos con todas las movilizaciones para echar a este personaje, y llamamos a sacar todas las conclusiones. El intento de «cambiar» al Frente Amplio está condenado, se trata de una herramienta centroizquierdista de defensa de los intereses capitalistas y de sometimiento nacional. Es necesario romper con el FA, luchar por la independencia política del movimiento obrero y las organizaciones populares, y poner en pie una alternativa obrera y socialista.

Fuera Huidobro y la ley de impunidad! Fuera la SCJ que traslada jueces para enterrar las denuncias de los derechos humanos! Elección de los ministros Corte de Justicia por el voto popular! Cárcel común a todos los responsables de crímenes y torturas.

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES