Banca Oficial en una nueva fase: la movilización y el apoyo popular

Luego del retiro del Directorio del BROU del ámbito de negociación y su decisión de continuar con el plan de achique del banco, los trabajadores se reunieron una vez más en una numerosa junta de delegados (lo que marca la comprensión de la situación y la confianza en la dirección) donde resolvieron iniciar una nueva fase en la negociación: la movilización.

El primer objetivo propuesto es la reinstalación del ámbito de negociación, sabiendo a la población como aliada en este proceso, en donde lo más marcado de la discusión es la defensa de la red física del Banco de la República, el rechazo a las privatizaciones y la defensa de las empresas públicas. Los trabajadores resolvieron un plan en donde no se afecte directamente a los uruguayos, y no solo eso, sino que los involucre en la defensa de las reivindicaciones.

Es así que se resolvió una campaña pública de denuncia sobre las privatizaciones (demorada aún por la acción de la burocracia en liberar los fondos para la misma), y una serie de actos en distintos puntos del país.

El primer acto fue realizado frente al edificio 19 de junio, con la participación de más de 700 personas, entre trabajadores del BROU, del resto de la Banca Oficial, trabajadores de la zona y vecinos de algunas de las localidades afectadas por el achique. Considerando que al acto del 1ro de mayo pasado asistieron unos 2500 trabajadores, es más que considerable la participación en la movilización.

A dos días de este acto, sumado a alguna otra movilización y gestiones a nivel político, se logró la reinstalación del ámbito de negociación, lo que deja al sindicato con el primer objetivo cumplido. Lo siguiente será avanzar en la negociación, continuando con la movilización.

La siguiente acción fue la realización de un paro en todo el departamento de Colonia, y algunas dependencias de Soriano, finalizando con un acto frente a la sucursal Colonia Miguelete.

Allí se hicieron presente compañeros de todo el departamento, habiéndose trasladado varios kilómetros para participar, lo que nuevamente nos da la señal del involucramiento de los trabajadores en todo el proceso, y su acuerdo con la conducción del conflicto. En el acto se registró un buen número de vecinos de la localidad, aproximándonos a un 10% de la población de la misma.

Mercado Modelo, una de las agencias que entraría en la fusión y la única que cerraría en forma total, fue la elegida para la siguiente movida. Allí sobre el mediodía se hicieron presentes compañeros de las dependencias del este de Montevideo.

La concurrencia, una vez más, alcanzó niveles altos, con todas las agencias previstas presentes, y rompiendo con el intento rompehuelga del Directorio de mandar abrir las agencias de todas formas, sin los trabajadores presentes. El acatamiento de las medidas continúa siendo muy alto.

El mismo día unas horas más tarde, los vecinos de Castillos, en el departamento de Rocha, se autoconvocaron a una reunión, donde el sindicato también se hizo presente. Allí se expresó el apoyo a la lucha, a la defensa de las empresas públicas, y el rechazo al achique privatizador del BROU. Los mismos pobladores resolvieron una suerte de ‘ocupación’ de la sucursal Castillos al otro día, y un corte de ruta para el siguiente. El martes 24/10 se realiza un acto en esa localidad, con las mismas características que en Colonia Miguelete. Todo el departamento de Rocha para y se convoca a los trabajadores al acto.

El ámbito de negociación reinstalado el viernes 20/10 dejó entrever que la propuesta presentada a la asamblea y rechazada por ser insuficiente continúa en pie, lo que contradice la predicción de la burocracia que insistía en que la negociación comenzaba de cero. Por otro lado se reconoció por primera vez la existencia de privatizaciones, y no está lejos la posibilidad de lograr una instancia en la que discutir y profundizar en esa discusión. Es en cuanto a los cierres y fusiones de sucursales que estaría la distancia más grande a la hora de negociar, pero evidentemente la presión que vienen generando las distintas localidades en el interior va generando dificultades en su avance, dejando cada vez más claro el alto costo político que este gobierno tendrá que pagar si es que decide continuar.

Por su parte el Directorio del BROU compareció ante la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes y ante la Comisión de Hacienda del Senado. En ambas instancias el Directorio fue cuestionado en particular por el achique de la red física, sin poder justificarlo, y aportando además datos que no se ajustan a la realidad. Esto de alguna manera marca la debilidad que tiene para llevar adelante el plan, más allá que de forma prepotente y autoritaria lo pueda llegar a hacer. El camino adoptado por la dirección del Consejo de la Banca Oficial ha demostrado ser el correcto, dejando poco espacio de maniobra al Directorio, y evidenciando sus contradicciones.

El debate sobre la privatización y achique del BROU, explicando cómo el gobierno sigue las órdenes de los organismos internacionales en beneficio -entre otros- de la banca privada, deberá continuar generalizándose. La dirección oficialista del PIT-CNT aún no se ha pronunciado al respecto. Su silencio la hace cómplice del gobierno privatizador. El sector Banca Privada de AEBU, con la dirección de Articulación, se ha preocupado por confrontar con Banca Oficial en vez de denunciar la precarización laboral a través de la privatización, e incluso bloqueando la campaña de recolección de firmas.

El clasismo en la dirección de la Banca Oficial continúa con paso firme, y por sobre todo con el apoyo del conjunto de los trabajadores. Es momento que la dirección del PIT-CNT se pronuncie.

Deja un comentario