ARGENTINA: Acto del Frente de izquierda reunió a más de 20 mil personas en Atlanta

Nicolas Marrero
Seguir en:

Nicolas Marrero

Docente, sociólogo egresado de la Universidad de la República. Dirigente del Partido de los Trabajadores (Uruguay).
Nicolas Marrero
Seguir en:

El sábado 19 de noviembre se realizó un enorme acto en en el estadio de Atlanta del Frente de Izquierda (integrado por el Partido Obrero, Partidos de los Trabajadores Socialistas e Izquierda Socialista) que superó todas las previsiones.

Más de 20 mil personas colmaron el estadio de Atlanta y siguieron con fervor los discursos, que comenzaron apenas pasadas las 17. El PO se reunió en el Parque Los Andes y de allí partió con más de 10 mil compañeras y compañeros para ingresar al estadio. Se destacó la presencia del Polo Obrero, de los trabajadores del neumático, de la alimentación, de trabajadores telefónicos y gráficos, entre muchos otros; también la numerosa presencia del Plenario de Trabajadoras y de la Unión de Juventudes por el Socialismo, que coparon la popular y agitaron durante todo el acto. Muchos más se sumaron directamente en Atlanta.

Las otras fuerzas del FIT también exhibieron el empeño puesto durante las semanas previas en lograr una gran convocatoria. Además, se hicieron presentes delegaciones de Izquierda Revolucionaria, de COB-La Brecha y la agrupación Hombre Nuevo, entre otros.

La diputada mendocina del PO-FIT, Soledad Sosa, arrancó saludando a las delegaciones presentes; especialmente, a la numerosa delegación tucumana “por haber logrado la liberación de Belén”, y “a la fracción clasista de ATE, que en mi provincia está librando una dura lucha política contra la burocratización del gremio”. Soledad Sosa también desnudó la patraña de la “paridad de género”. “Nuestro programa no es la paridad de género en los directorios de las corporaciones o en la justicia corrupta, o en los parlamentos de dietas de 200 mil pesos. No podemos ser furgón de cola de los partidos opositores al aborto legal, que durante ocho años de presidencia de Cristina no avanzaron ni un poco en las principales demandas, sólo prepararon el terreno para que ahora Vidal-Macri nieguen el aborto no punible”, señaló. A continuación, Liliana Olivero, legisladora de Córdoba por el Frente de Izquierda y militante de Izquierda Socialista, exaltó la denuncia de los diputados del FIT, Bregman y Pitrola, contra el “dietazo” de los representantes de la burguesía.

Claudio Dellecarbonara, delegado de la linea B del subterráneo y militante del PTS, quién proclamó que “no queremos ser sólo activistas sindicales sino militantes políticos de nuestra clase”. Le siguió Alejandro Crespo, el secretario general del SUTNA recuperado por el clasismo, que encabezó una gran columna de trabajadores del neumático enrolados en la combativa Lista Negra. Crespo lanzó un planteo central, el de organizar una gran movilización del clasismo a Plaza de Mayo para el 20 de diciembre.

Salida revolucionaria

“Tenemos que prepararnos para la etapa. Trump es el resultado reaccionario de la bancarrota capitalista mundial: desde esta tribuna pugnamos por una salida revolucionaria a esa bancarrota”, marcó la cancha Néstor Pitrola en su discurso, poco antes de que hablara Nicolás del Caño. “Como el ascenso de Macri, (los Trump) son la salida por derecha al derrumbe de los regímenes nacionalistas y de centroizquierda que agotaron su función histórica de rescate de los privatizadores y de la banca acreedora con los fondos públicos. Esa es la caracterización estratégica que hemos inscripto en la convocatoria a este acto”, subrayó. “En la Argentina de hoy eso tiene nombre y apellido. Es enfrentar el ajuste de Macri y los gobernadores, enfrentar a las fuerzas de la coalición parlamentaria del ajuste, poniendo a los trabajadores y al Frente de Izquierda como alternativa política”.

El extraordinario acto del FIT estuvo precedido por duras polémicas a su interior; especialmente, en relación a la posición que la izquierda debía mantener en relación al kirchnerismo, del cual el PTS actuó como furgón de cola durante todo el año. Pitrola abordó abiertamente el problema, al señalar que éste era precisamente el primer acto en común tras once meses de parálisis y recordó “el acto internacionalista del 1 de Mayo que no tuvimos”, por la defección del PTS, que marchó a la embajada de Brasil. “El mandato de esta multitud reunida hoy, su mensaje, es una ruta de acción: golpear como un solo puño en los sindicatos, el movimiento estudiantil, en los parlamentos, en el movimiento de la mujer, en toda la situación política”, lanzó. “Por ese camino, podemos ir en marzo a Huracán, mostrando que el Frente de Izquierda es capaz de preparar a los trabajadores para luchar por su propio poder”.