Partido de los Trabajadores

Ante la firma del Convenio Salarial de FUECYS

La dura lucha de FUECYS tuvo como desenlace una victoria pírrica para la burocracia, que logró un convenio salarial a la medida de las pautas del gobierno y los requerimientos de la patronal, con mínimos retrocesos. Al mismo tiempo, los trabajadores -que pertenecen a uno de los sectores más pauperizados y precarizados, donde están expuestos a todo tipo de arbitrariedades de la patronal-, hicieron una fabulosa experiencia de lucha, a través de la implementación de los métodos históricos de la clase obrera.
Los “trancazos” se desarrollaron a lo largo y ancho del país, y fueron la manifestación de un conflicto que se preveía desde el año pasado, cuando FUECYS no había cerrado aún los convenios salariales.
Ahogado, aislado y prácticamente ignorado por la prensa, el conflicto se desarrolló a pesar de las maniobras de la burocracia, la presión de las patronales y las pautas de hambre aprobadas por el gobierno. Es así que, miles de trabajadores se lanzaron a las calles, a trancar puestos de trabajo e integrar columnas muy importantes en los actos del PIT-CNT.
La plataforma, incluía puntos muy progresivos, más allá de lo salarial. Es de especial importancia, la reducción de la jornada laboral, de 44 a 40 hs. semanales, sin pérdida salarial. Esto, lejos de ser una utopía, es un elemento fundamental para que los trabajadores no paguen la crisis capitalista, aumentando el salario real y posibilitando el reparto de las horas de trabajo.
Si bien la mayor parte de los puntos no se obtuvieron, el insuficiente aumento salarial obtenido (el total anual de los ajustes nominales, semestrales, será de 8,5% por cada año, así como un 2% para salarios sumergidos en la segunda y tercera categoría) es fruto de la lucha sostenida de los trabajadores, que sobrepasó a una burocracia dispuesta a transar con la patronal y el gobierno desde un principio. Recordemos que la Cámara de Comercio es considerada un sector “en problemas”, con lo que el gobierno le aseguró pautas salariales a la baja (que se suman a millonarias exoneraciones fiscales) garantizándole su margen de ganancias, en un marco de agudización de la crisis mundial.
Desde esta perspectiva, el convenio no puede ser una traba que obstaculice el desarrollo de medidas de lucha, teniendo en cuenta que los sindicatos de Disco, Devoto y Geant, del grupo Casino, van a adoptar un paro contra la represión antisindical y los abusos de la patronal. No se puede permitir que las “cláusulas de paz”, verdaderos intentos de atar de pies y manos a los trabajadores, logren su cometido.
Los trabajadores deben darse su propio camino de lucha, removiendo a la burocracia sindical de la dirección, para encauzar una lucha de conjunto que exija al PIT-CNT que reconozca las libertades sindicales, rechazando los convenios que implican restricciones a las mismas. Así como un plan de lucha que permita golpear de conjunto, rompiendo con la disgregación impuesta a través de los Consejos de Salarios.
En el marco de una brutal crisis capitalista, que se desatará con toda su contundencia en un tiempo no lejano, es vital que los trabajadores conquisten sus herramientas de lucha, para unificar los conflictos y quebrar el brazo de la patronal y del gobierno del FA.
Por un plan de lucha y una salida independiente, por salario igual a media canasta básica, por la reducción de la jornada laboral sin pérdida salarial, por la defensa de las libertades sindicales, contra los abusos de la patronal, más que nunca, se hace necesaria la deliberación de los trabajadores para una salida a la crisis que provocan las patronales y sus gobiernos aliados.

Natalia Leiva

Natalia Leiva

Docente de educación secundaria, militante en ADES Montevideo y dirigente del Partido de los Trabajadores.
Natalia Leiva