Estados Unidos, Otan, UE, nazis: ¡aléjense del pueblo de Ucrania!

Llamado a la solidaridad internacional

Estados Unidos, Otan, UE, nazis: ¡aléjense del pueblo de Ucrania!

Por una Ucrania unida, independiente y socialista

 

La administración estadounidense de Obama y la Otan, apoyadas por la UE, fueron a la guerra contra los centros proletarios de Ucrania del este. Ellos ordenaron a sus secuaces en Kiev enviar tropas armadas, tanques, helicópteros y a las tropas fascistas de Svoboda y Paviy Sektor, para aplastar la rebelión de la clase trabajadora y la resistencia de las masas locales frente a los designios del falso “gobierno interino” de oligarcas proimperialistas y nazis.

En las vísperas del lanzamiento de las operaciones, la cabeza de la CIA, John Brennan, viajó a Kiev, obviamente para supervisar la campaña de represión militar sobre el pueblo, mientras la Casa Blanca, en conferencia de prensa pública, “urgió al gobierno de Ucrania a avanzar para establecer la ley y el orden”. Necesitan urgentemente el orden de esta barbárica “ley” del capitalismo salvaje para imponer las medidas de canibalismo social demandadas por el FMI para transformar a Ucrania en una colonia del capital de Estados Unidos y la EU.

Hasta ahora, el número de muertos y heridos en el sudeste de Ucrania es cada vez mayor. Mientras, no sólo los heroicos trabajadores y la resistencia popular están confrontando la agresión, sino también ésta ha generado actos fraternales entre las tropas ucranianas y el pueblo, cuando los soldados se rehusaron a asesinar mujeres y niños, tomando partido por el pueblo.

La agresión propiciada por la Otan en el sureste Ucraniano amenaza no solo al pueblo ucraniano, con una generalizada y sangrienta guerra civil, y a los pueblos de Ucrania y Rusia con una guerra fratricida; sino también a todos los pueblos de la región, de Europa oriental y occidental, y la paz mundial. ¡Debemos detenerlos mediante una movilización internacional de los trabajadores y movimientos populares y sociales!

No se puede depositar confianza alguna en la diplomacia secreta entre los gobiernos de Estados Unidos, UE, Rusia y Ucrania, que funciona como una cortina de humo para los juegos y negociaciones geopolíticas entre imperialistas y oligarcas, compitiendo a costa de los mismos pueblos en Ucrania, Rusia, Europa oriental y occidental y en todo el mundo. Los acuerdos de Génova, del 17 de abril, tienen como objetivo inmediato, en primer lugar, el desarme político de la insurrección de los trabajadores de la región de Donbas, que fue declarada “ilegal”, mientras las pandillas nazis de Pravity Sektor y Svoboda forman parte del “gobierno” de Kiev y están integradas en la estructura “legal” de la policía y el ejército ucraniano. Ni el Kremlin ni los oligarcas, sino la clase obrera internacional es la real aliada de los trabajadores ucranianos.

Nuestros destinos están interconectados y tenemos que tomar el asunto en nuestras manos. Tenemos que combatir juntos a los mismos enemigos: el imperialismo de Estados Unidos y la Otan y sus promotores de guerra, el FMI, la UE y sus planes draconianos; los oligarcas de todo el espacio postsoviético, que incentivan el nacionalismo ucraniano y gran ruso; el odio étnico y religioso; un nuevo auge del antisemitismo y el fascismo.

Las así llamadas elecciones para el 25 de mayo son un nauseabundo fraude en tanto tendrán lugar bajo un ilegítimo y dictatorial régimen nacido de un golpe, bajo un gobierno de coalición de oligarcas y nazis, y bajo la amenaza de tanques. Llamamos a boicotear estas elecciones.

La falsa Verkhovna Rada (Consejo Supremo – Parlamento unicameral de Ucrania) de mafias oligarcas, que acaba de aplaudir fuertemente las matanzas en Mariupol, debe disolverse inmediatamente. Deben formarse Consejos de Trabajadores en todos lados y elegir delegados para un nuevo Consejo Parlamentario, en una Ucrania unida, independiente y socialista regida por los Consejos de sus trabajadores y su pueblo, no por gagnsters pagados por Washington, Berlín o Bruselas.

Llamamos a todas las organizaciones de los trabajadores, partidos de izquierda, movimientos sociales, de resistencia y por la emancipación de todo el mundo a movilizarse urgentemente por todos los medios (manifestaciones, piquetes, reuniones, materiales, etc.) para detener la criminal agresión militar contra el pueblo del sudeste de Ucrania.

No podemos olvidar que particularmente en Europa y Estados Unidos el enemigo principal está en casa: las mismas clases gobernantes de Europa y Estados Unidos que quieren transformar a Ucrania y todos los ex estados soviéticos en sus colonias, ya matan de hambre a sus propios pueblos mediante la permanente “austeridad” y el desempleo en masa. ¡Todos somos ucranianos! Hagamos del Primero de Mayo de 2014 un día internacional de solidaridad con el pueblo ucraniano contra el régimen dictatorial en Kiev y sus jefes del oeste.

Que todo el mundo escuche nuestra voz, la voz de la clase obrera internacional: ¡No pasarán! Paz para el pueblo. Poder a los consejos de trabajadores.

18 de abril, 2014

 

Firman: Savas Michael-Matsas, por el EEK, Grecia; Sungur Savran, por el DIP, Turquía; Mikhail Konashev, AMO-Leningrado, Rusia; Matyas Benyik, miembro del ejecutivo de la Sociedad Karl Marx de Budapest, Hungría; Hillel Ticktin, profesor emérito de la Universidad de Glasgow, Escocia, editor de la revista marxista Critique; Yury Shakhin, Contra la corriente, Ucrania; Osvaldo Coggiola, profesor titular Universidad de San Pablo, Dirección Nacional Sindicato Docentes Universitarios (Brasil), Jorge Altamira, Partido Obrero Argentina; Néstor Pitrola, Pablo López diputados nacionales de PO-Frente de Izquierda, Argentina; Marcelo Ramal, Claudio del Plá, Gabriela Cerrano, Julio Quintana, Norma Colpari, Gabriela Jorge, Martín Dalmau, Héctor Fresina, Andrea Ruiz, Cintia Frencia, legisladores provinciales de PO-Frente de Izquierda, Argentina; Rafael Fernández, candidato a Presidente del PT de Uruguay.