Abajo el golpe en Brasil

FUERA TEMER Y TODOS LOS GOLPISTAS

El Partido de los Trabajadores de Uruguay repudia el golpe de Estado que se consumó en el día de ayer contra Dilma Rousseff.

El viraje político que los partidos de la derecha tradicional junto al PMDB pretenden imponer es el de un profundo ataque contra los trabajadores. El vicepresidente Temer (del PMDB), quién asumirá el mando, se encuentra investigado –al igual que el ex presidente de la cámara de diputados Cunha y gran parte del Congreso– por cargos de corrupción. Temer viene a desarrollar un programa que profundiza el ajuste comenzado por Rousseff, y que es reclamado por las patronales, fundamentalmente de la Federación de Industriales de San Pablo, cuyos intereses son los que se encuentran detrás del derrocamiento del gobierno del PT. El gobierno golpista apunta a una reconfiguración del régimen político, descargando aún más la crisis sobre los explotados.

Es necesaria una gran movilización independiente para derrotar el golpe de Estado, sin apoyar políticamente a Rousseff y el PT, e imponer una salida obrera y socialista a la crisis en curso. El movimiento obrero no puede quedar ajeno a este proceso, la CUT y la Conlutas deben convocar de inmediato un congreso obrero que vote la huelga general y la ocupación de los lugares de trabajo y que imponga en el escenario político brasilero y del conjunto de América Latina la agenda de los trabajadores.

La clase obrera debe enfrentar el golpe capitalista, en la perspectiva de un gobierno de trabajadores.

12/5/2016

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES