A la burocracia de FUECYS se le salió la cadena

Gustavo Páez

Una nueva arbitrariedad acaba de cometer la burocracia sindical del Sindicato de Limpieza, SUEL, amparada en la dirección de FUECYS.

El compañero Raúl Andino ha sido desafiliado arbitraria y sumariamente de FUECYS siendo un compañero que se ha caracterizado por su militancia pública por el aumento general de salarios y por el plan de lucha de todos los trabajadores del comercio.

Sin embargo el compañero se enteró por intermedio de la empresa en la que trabaja, que había sido desafiliado de FUECYS, ante el reclamo de que faltaba el descuento dela cuota sindical, la patronal le mostró una carta enviada y firmado por la dirección de FUECYS comunicando la desafiliación.

Se trata, no sólo de una desafiliación sumaria, sino también una desafiliación antiestatutaria y cobarde. La dirección de SUEL tiene excelentes relaciones con las patronales de limpieza, pero no es capaz de dirigirse a los trabajadores. Por otro lado la desafiliación ha sido sin aviso y por supuesto sin posibilidad de establecer una defensa de los derechos del trabajador.

El motivo real de la desafiliación ha sido la militancia del compañero Andino en contra del convenio salarial firmado por la burocracia de espaldas a los trabajadores de la limpieza. Un convenio que dura 5 años, que deja  salario sumergido y sometido al saqueo cotidiano de la carestía, con un mínimo salarial de $ 11.700 para el trabajador que logre trabajar todo el mes (muchas veces las patronales no convocan a trabajar todos los días, o convocan a jornadas menores a 8 horas). En el mismo sentido de la desafiliación de  nuestro compañero están los aprietes que Aguirre y sus secuaces hacen a los delegados y militantes que se paran firmes contra este convenio vergonzoso, que desconoce incluso los mandatos del congreso de FUECYS.

Si alguien debe ser desafiliado de la FUECYS son estos burócratas que se cagan en los trabajadores y firman con las patronales la miseria salarial a largo plazo.

En forma inmediata al conocimiento de esta arbitrariedad, el compañero se presentó con un escrito redactado por un abogado al Consejo Directivo, realizado el sábado 12 de octubre, impugnando la resolución. En esa reunión Ismael Fuentes planteó pasar el tema para el 23 de octubre (Secretariado). Ante  el reclamo de que esta resolución desamparaba al trabajador ante la patronal, Fuentes se comprometió a informar a la empresa que FUECYS estaba en el tema.

Conclusión de esta parodia, el 23 no se trató el punto, nuestro compañero fue informado que no trataría el tema. El mismo 23 la patronal traslada al compañero de su habitual lugar de trabajo en la planta de ANCAP, “ por orden de arriba”.

Hay que terminar con este atropello de la  burocracia sindical contra los que luchan. Esta  desafiliación es un ataque al clasismo de todo el movimiento sindical, QUE NO PASE.

Todo el movimiento sindical, las agrupaciones clasistas, los luchadores, tenemos que tomar la bandera en nuestras manos.