30 AÑOS DE IMPUNIDAD

Tres décadas han pasado desde que asumiera el gobierno de Sanguinetti en 1985, bajo promesas de “democracia” y vigencia de la Constitución. En esas tres décadas, el régimen político nacido en el Pacto del Club Naval ha garantizado la impunidad de los mandos militares responsables de crímenes y torturas.

En estos 30 años han gobernado colorados, blancos y frenteamplistas. Apenas un puñado de represores está preso en cárceles VIP, y esto como consecuencia de las denuncias de las víctimas o de organizaciones de derechos humanos, no por iniciativa del gobierno.

Con la ley de impunidad, los fallos de la Suprema Corte de Justicia, la presión desde los gobiernos para que no se investigue, los tres poderes del Estado han demostrado que defienden al aparato represivo que actuó para defender los intereses del gran capital y el imperialismo.

huidobro_1000-2

En el acto del 18 de mayo pasado, el actual ministro de Defensa Nacional, Fernández Huidobro, emprendió una defensa de ese mismo aparato represivo, acusando a sectores de izquierda y organizaciones de Familiares de “estigmatizar a las Fuerzas Armadas”. ¡Qué bancarrota política y hasta moral!

Sin embargo, Fernández Huidobro no es removido del M.D.N., en el cual fue nombrado por Mujica luego de haber renunciado al Senado negándose a anular la ley de impunidad. Luego Tabaré Vázquez lo ratificó, pese a que había sido denunciado por los organismos de Derechos Humanos por obstaculizar la actuación de la justicia y hasta impedirle ingresar a los cuarteles. Huidobro no está allí por casualidad: es el garante de un pacto de impunidad. Por eso los archivos de la represión siguen cerrados, por eso fue trasladada la jueza Mota, por eso defiende a Dalmao y a los “viejitos” presos. Por eso le dieron la espalda en 2009 al plebiscito “rosado” que anulaba la ley de caducidad.

La conformación de un grupo de trabajo por “Verdad y Justicia” es para llenar el ojo. Es una nueva “Comisión para la Paz”, es decir, una maniobra para mantener la impunidad, un engaño miserable.

La marcha del 20 de Mayo se convoca esta vez bajo la consigna “Basta ya de impunidad”, y los integrantes del gobierno y los jefes del Frente Amplio, participan hipócritamente de esta movilización. ¿A quién le reclaman? ¿A ellos mismos?

El movimiento de lucha contra la impunidad sólo puede tener perspectivas si es independiente del gobierno frenteamplista. ¡Fuera Huidobro, ministro de los impunes! Que se abran todos los archivos de la represión. Cárcel a los asesinos y torturadores, en cárceles comunes. ¡Basta ya de impunidad!